• CIEIA2020

4 de mayo




4 de mayo de 1930

Llegan a Sevilla el Orfeón Catalán y la Cobla Barcelonesa




El domingo 4 de mayo, salvo la habitual misa de doce en el Pabellón de Castilla la Vieja y León en recuerdo de los iniciadores de la Exposición ya fallecidos, no hubo eventos en el recinto. Entre los asistentes a la misa, que fue oficiada por el padre superior de los Carmelitas Descalzos, fray Fernando de la Sagrada Familia, se encontraban familiares de los difuntos como la viuda e hijos de Rodríguez Caso, Aníbal González (hijo), Ana María Silva de Fernández y representantes de las casas de Luca de Tena, Urbina y Colombí.


Al ser domingo, ese día no se celebraron sesiones del III Congreso Internacional de Geografía e Historia Hispanoamericana, cuya sede se estableció en el Archivo de Indias, aunque por la tarde, la Junta de Obras del Puerto agasajó a los asistentes y a sus familiares con una excursión a bordo del remolcador Pastor y Landero por el Guadalquivir hasta Coria del Rio. Dado el alto número de congresistas, se dio preferencia a los extranjeros, y después a los nacionales frente a los locales. Durante el trayecto se sirvió a bordo un aperitivo.


Aquella tarde, a las seis, en un tren especial, llegaron a la Estación de Plaza de Armas dos agrupaciones corales catalanas, la Cobla Barcelonesa y el Orfeón Catalán, gracias a la financiación de la Diputación de la Ciudad Condal que aportó 100.000 ptas. para los desplazamientos. Esta se convertía así en el primer organismo público con presencia en la Exposición que respondía a la solicitud del Gobierno de organizar festejos en sus pabellones para contribuir al esplendor del certamen y su popularización.

En el tren iban los trescientos cincuenta componentes del Orfeón Catalán, acompañados por su director, el maestro Luis Millet, los subdirectores Puyol y Gibert, los maestros Salvat y Tomás, la profesora Melle, y cuatro miembros de la Junta del Orfeón, Renart, Boada, Moragas y su presidente Cabot. En el mismo tren iban el vicepresidente de la Diputación de Barcelona Santiago de la Riba, los diputados provinciales José María Fraderas y Alberto Bastardas, y los once componentes del grupo de música típica popular de sardanas y aires regionales la Cobla de Sardanas Barcelona.




Llegada y recibimiento al Orfeón Catalán a la estación de Plaza de Armas. (Centre de Documentació de l'Orfeó Català).


Los recién llegados fueron recibidos en la estación por el alcalde, el conde de Halcón, el comisario regio, Carlos Cañal, y autoridades locales, así como por la colonia catalana en Sevilla, y numeroso público que les aclamaba. Desde la estación, en nueve autobuses, los componentes de ambas agrupaciones fueron trasladados a la Ciudad Jardín, donde se hospedarían durante su estancia en la ciudad.




Los componentes del Orfeón Catalán, en la Ciudad Jardín (Centre de Documentació de l'Orfeó Català).


Los componentes del Orfeón Catalán en una terraza en la Ciudad Jardín (Centre de Documentació de l'Orfeó Català).


El programa de las dos agrupaciones fue intenso y en diferentes puntos de la ciudad, compatibilizando actuaciones de mañana y tarde sin pisarse entre sí. Según lo previsto, la Cobla de Sardanas Barcelona actuaría los días 5, 6, 7 y 8 de mayo. Los dos primeros lo haría en la Plaza de San Fernando, de seis a ocho de la tarde y de nueve y media a once y media de la noche, respectivamente. El 7, en la Alameda de Hércules de nueve y media a once y media, y el siguiente, de cuatro a seis de la tarde, en la Plaza de los Conquistadores, del Sector Sur de la Exposición, aunque esta última actuación se suspendió.


El Orfeón daría dos conciertos en el Teatro de la Exposición, el primero en la noche del día, a las diez y media, y otro el 7 por la tarde, a las seis. Como siempre, las actuaciones del Orfeón eran gratuitas, en este caso a beneficio de la Asociación Sevillana de Caridad.


En el Teatro de la Exposición

Aquel día, la Compañía de Irene López Heredia se despidió del escenario del Teatro de la Exposición con sendas representaciones. A las seis y media de la tarde, puso en escena María Victoria, una comedia de Manuel Linares Rivas, y a las diez y cuarto, Una aventura diplomática, una comedia original de Ludwig Bauer, adaptada al español por Margarita Nelken y sobre la cual la crítica no fue muy favorable. Según la prensa: “Los tres actos transcurren tediosamente, desenvolviendo, con terrible lentitud, el argumento nimio a lo largo de escenas en que lo episódico guarda análogas características de incongruencia y falta de calor vital que el resto de la obra”.

Noticias de la prensa local sobre la jornada
  • La misa en el pabellón de Castilla la Vieja y León. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 6 de mayo de 1930, p. 3.

  • III Congreso Internacional de Geografía e Historia Hispano Americana. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 3 de mayo de 1930, p. 2.

  • Congreso de Geografía e Historia Hispano Americano. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 6 de mayo de 1930, p. 1.

  • La llegada a Sevilla del Orfeón Catalán. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 3 de mayo de 1930, p. 1.

  • Ayer llegó a Sevilla el Orfeón Catalán. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 6 de mayo de 1930, p. 8.

  • El domingo llegó el Orfeón Catalán y la Cobla barcelonesa. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 6 de mayo de 1930, p. 1.

  • Programa para el domingo. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 3 de mayo de 1930, p. 4.

  • De Teatros. Exposición. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 6 de mayo de 1930, p. 8.


Cómo citar esta entrada

4 de mayo de 1930. Llegan a Sevilla el Orfeón Catalán y la Cobla Barcelonesa. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/4-de-mayo-de-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.



30 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

5 de mayo

3 de mayo