• CIEIA2020

19 de junio de 1930

EL SEGUNDO CORPUS CHRISTI de la Exposición



El jueves 19 de junio, Día del Corpus Christi, continuaba celebrándose la Semana Nacional de Méjico, aunque por la festividad, los eventos en el recinto se desarrollaron por la tarde y por la noche. La inminencia de la clausura era ya una realidad.


Aquella mañana, desde un estrado instalado en la plaza de San Francisco, delante del Ayuntamiento, el Príncipe de Asturias presenció el paso de la comitiva del Corpus Christi y la procesión del Santísimo Sacramento.


El Príncipe de Asturias contemplando la procesión del Corpus Christi en el estrado instalado en la Plaza de San Francisco (©ICAS-SAHP, Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Sánchez del Pando).


Terminada la procesión, Su Alteza se trasladó a la iglesia parroquial de San Lorenzo para escuchar misa; posteriormente, visitó la capilla de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, donde oró ante la imagen. Don Alfonso expresó su deseo de hacerse hermano de la cofradía, por lo que, acto seguido, prestó juramento ante las reglas de la Hermandad. Seguidamente, el hermano mayor, Basilio del Camino, entregó al Príncipe una medalla de oro con la efigie del Señor del Gran Poder, obsequio que este aceptó prometiendo grabar en el reverso la fecha del día.



El príncipe de Asturias Alfonso de Borbón entrando, bajo palio, a la iglesia de San Lorenzo (©ICAS-SAHP, Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Sánchez del Pando).



El príncipe de Asturias Alfonso de Borbón saliendo de la iglesia de San Lorenzo bajo palio tras jurar las reglas como hermano de la Hermandad del Gran Poder (©ICAS-SAHP, Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Sánchez del Pando).


Por la festividad del Corpus, el programa de la Semana Nacional de Méjico, que seguía su curso, no incluyó actos para aquella mañana, si bien algunos de los intelectuales, maestros, catedráticos y artistas que concurrían a ellos por invitación del Gobierno de Méjico, asistieron de forma privada al pabellón mejicano, donde el compositor Ignacio Fernández Esperón, alias Tata Nacho, cantó, acompañándose al piano, algunas preciosas canciones populares mejicanas. Después almorzaron en la Real Venta de Antequera.


Eventos vespertinos

Tras el almuerzo, don Alfonso asistió a la corrida de toros a beneficio de la Asociación de la Prensa, y al término de esta visitó la Real Maestranza de Caballería.


Por la tarde, las Agrupaciones Obreras de Sevilla fueron recibidas en el Pabellón de México. A las seis, en el Salón de Fiestas del Pabellón de Argentina, cedido por Enrique Varaona, el comisario, se alternaron proyecciones de películas mejicanas, con cantes populares en los que participó Tata Nacho y bailes típicos. Estos corrieron a cargo de la pareja mejicana Gloria Marcué y Miguel de la Peña, acompañada por cuatro señoritas sevillanas. La sesión se inició con una obertura interpretada por profesores de la Orquesta Bética de Cámara; luego, se proyectó la película El Petróleo en Méjico, seguida de bailes regionales, y después otras tres de tema arqueológico, en concreto las tituladas La Ciudad Sagrada de Teotihuacán, Ruinas Arqueológicas de Yucatán y Chihen-Itzá y Uxmal. Posteriormente se bailó Jarana, un baile regional yucateco, y Tata Nacho cantó algunas de sus composiciones; el acto finalizó con Jarabe Tapatío. Todos estos temas estaban, de un modo u otro, presentes en el Pabellón de México, en sus elementos arquitectónicos y en la iconografía de las vidrieras de la planta superior del edificio.


La noche en el recinto

Aquella noche se celebraban dos encuentros privados. El primero de ellos fue una fiesta en el Pabellón del Aceite, organizada por el Comité de Propaganda del Aceite de Oliva Español con motivo de la clausura de la Exposición. Esta contó con la presencia del Príncipe de Asturias, quien firmó el acta de entrega del molino moderno del pabellón a una institución pedagógica, que la prensa no especifica. Actuaron en ella varios cuadros flamencos y, de madrugada, se sirvió una espléndida buñolada. El otro fue el banquete oficial de la Semana Nacional de Méjico que el comisario general de Méjico ofreció en el patio del Hotel Alfonso XIII al Comité de la Exposición, los comisarios de los países participantes en el certamen y a las autoridades sevillanas. Según la prensa, el patio fue “hermosamente acondicionado” para la ocasión.


Mientras tanto, a las diez de la noche, en el Sector Sur, donde se había congregado una gran muchedumbre, se realizó la quema de fuegos artificiales, en la que competían las casas pirotécnicas españolas y portuguesas. La prensa refiere que el espectáculo fue grandioso y realmente insuperable.

En el Teatro de la Exposición

En el Teatro de la Exposición la Compañía de Carmen Díaz puso en escena dos comedias. A las siete de la tarde, Los Duendes de Sevilla, de los hermanos Álvarez Quintero; a las diez y media de la noche, El Pájaro sin alas, de Manuel Linares Rivas.

Noticias de la prensa local sobre la jornada

  • La semana de Méjico. El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 19 de junio de 1930, p. 1.

  • Continúa la semana de Méjico. El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 20 de junio de 1930, p. 1.

  • El Príncipe de Asturias estuvo ayer por la tarde en Jerez. El Correo de Andalucía, de Sevilla. 19 de junio de 1930, p. 1.

  • La estancia del Príncipe de Asturias. El Correo de Andalucía, de Sevilla. 20 de junio de 1930, p. 1.

  • La estancia del príncipe de Asturias en Sevilla, El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 20 de junio de 1930, p. 8.

  • La fiesta en el Pabellón de Agricultura. El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 19 de junio de 1930, p. 1.

  • Los fuegos artificiales de anoche. El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 20 de junio de 1930, p. 1.


Cómo citar esta entrada

19 de junio de 1930. El segundo Corpus Christi de la Exposicíón. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/19-de-junio-de-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.





102 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo