• CIEIA2020

2 de septiembre




2 de septiembre de 1929

ROSPIGLIOSI LLEGA A SEVILLA



El lunes 2 de septiembre llegó a Sevilla el eminente arqueólogo e investigador peruano Carlos Rospigliosi y Vigil. Este interesantísimo personaje, doctor en Medicina y Ciencias, era coronel médico director general de Sanidad Militar; había fundado y dirigía el Museo de Historia Natural de la Universidad Mayor de San Marcos de Lima, donde ejercía como Catedrático de Ciencias Naturales. Era además miembro honorario de la Real Sociedad Geográfica de Madrid. Contaba con numerosas publicaciones sobre sus exploraciones por las montañas peruanas, en las que había descubierto más de cuarenta especies de animales y vegetales, cuya clasificación llevaban su nombre. Dicen que fue él quien sentó las bases de la biodiversidad peruana.



Rospigliosi había sido enviado a la ciudad por el Gobierno del país, como responsable de la sección de Arqueología del Pabellón de Perú. Su primera misión sería organizar la exposición de los objetos que el 17 de septiembre habrían de llegar al Puerto de Cádiz, a fin de que todo estuviera concluido en la segunda quincena de octubre. Fundamentalmente se trataba de objetos precolombinos (momias adornadas con planchas de oro, tejidos, cerámicas..), aunque también había valiosas muestras de la fauna y la flora peruana y una colección de vajilla de oro y plata colonial que, según la prensa, estaba valorada en 70.000 ptas.



Carlos Rospigliosi y Vigil (1879-1938)




Sección arqueológica del Pabellón de Perú.




Según el propio investigador declararía días después en El Correo de Andalucía, durante su estancia en Sevilla desarrollaría también otra misión por encargo de la Universidad limeña de San Marcos: la creación de un instituto de alta cultura hispanoperuano, para promover el intercambio cultural universitario entre Perú y España; de ahí que Rospigliosi se centrara en dar conferencias en el pabellón peruano y en visitar las principales universidades españolas y centros culturales y procurara el intercambio de estudiantes de ambos países. Rospiglosi era el mejor embajador para desarrollar esta iniciativa, por su afinidad a la cultura española y a la monarquía, y, en síntesis, por su sentimiento hispanófilo. Dicen que el Castillo Rospigliosi, lo mandó construir aquel 1929 en Santa Beatriz (Lima) para alojar al rey Alfonso XIII a quien, sin embargo, nunca llegó a acoger.


Palacio Rospigliosi (Lima, Perú; postal de 1929).


Noticias de la prensa local sobre la jornada

  • Llegada de un ilustre viajero. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 03 de septiembre de 1929, p. 8.

  • La aportación del Perú a nuestro magno Certamen. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 10 de septiembre de 1929, p. 1.

Cómo citar esta entrada

2 de septiembre de 1929. Rospigliosi llega a Sevilla. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/2-de-septiembre-de-1929. Sujeto a Licencia Creative Commons.



137 vistas
ContactO

II Congreso Internacional sobre la Exposición Iberoamericana

 

E.T.S. Ingeniería de Edificación, Universidad de Sevilla

Avda. Reina Mercedes 4A, 3 planta

(Desp. Historia de la Construcción)

41012 Sevilla

​​

Tel: 0034-954-557-824

Móvil: 620-191-669

Ç

https://www.cieia.com/

  • CIEIA 2020