• CIEIA2020

11 de mayo de 1930

ACTIVIDADES DOMINICALES




Durante el domingo 11 de mayo de 1930, en ningún caso un domingo especial, los eventos más destacados fueron la habitual misa de doce en el Pabellón de Castilla la Vieja y León, en memoria de los iniciadores y creadores de la Exposición ya fallecidos, y la llegada a la ciudad de la Masa Coral Cacereña.


La misa dominical

La misa en el Pabellón de Castilla la Vieja y León, que en aquella ocasión coincidía con el nacimiento de Luis Rodríguez Caso, iniciador del Certamen, fue oficiada por un ilustre salesiano salmantino, José Aparicio. La prensa refiere la asistencia de numeroso público; entre otros, y además de los descendientes de los recordados (los hijos de Rodríguez Caso, el marqués de Luca de Tena y miembros de las casas de Urbina, Colombí y Aníbal González), asistió José Francos Rodríguez, ex ministro y presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, quien después de la ceremonia visitó el pabellón acompañado de Juan Ignacio Luca de Tena y de Pérez Otero, delegado del pabellón de las diputaciones castellano-leonesa.

La llegada de la Masa Coral Cacereña

Como había anunciado en su sesión previa la Comisión Permanente de la Exposición, el día 11, procedente de Cáceres, llegó a la Estación de Plaza de Armas, la Masa Coral Cacereña, que habría de participar en el programa de la Semana de Extremadura. Los cien orfeonistas de la coral, fundada en 1927 por el prestigioso José Gómez Crespo, fueron recibidos en la estación por el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla Sánchez Pineda, en representación del conde de Halcón, el Comisario Regio de la Exposición, Carlos Cañal, los presidentes de las Diputaciones Provinciales de Sevilla y Cáceres, el delegado del Pabellón de Extremadura y otras autoridades.


La Masa Coral Cacereña. ( En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 13 de mayo de 1930, p. 1).


La Masa Coral Cacereña daría dos conciertos. Uno, al día siguiente, el lunes 12 de mayo, en el Teatro de la Exposición y a beneficio de la Asociación Sevillana de Caridad y del monumento a Zurbarán que se levantaría más tarde en Sevilla. El otro, programado para el martes 13, sería en el propio Pabellón de Extremadura, y estaría destinado a las autoridades sevillanas y a las delegaciones extranjeras, regionales y provinciales de la Exposición. Para el mismo marco temporal, se había programado proyectar en el salón de actos del Pabellón de Portugal una película sobre la región y dictar una serie de conferencias por parte de Abelardo Covarsi, José López Prudencio y Justo López en el Salón de Actos de la Plaza de España.

Opciones de ocio. Cine, teatro e iluminación artística

Siendo domingo, la Exposición ofrecía diferentes alternativas de ocio. Una opción interesante era visitar las instalaciones del recinto ya que ese día de la semana, considerado “día popular”, los precios eran más bajos. De hecho, la entrada de adultos al recinto costaba cincuenta céntimos, y veinticinco la de niños de entre seis y doce años y la de militares sin graduación. El importe de los billetes de coche era de dos pesetas.


Las otras tres opciones eran asistir a alguna sesión de cine, a una función de teatro, o ir a ver la iluminación general extraordinaria del recinto en alguno de los dos sectores de la Exposición, el Norte o el Sur. Las sesiones de cine se ofrecían en los pabellones de Argentina y Chile y en el Cinematógrafo de Estados Unidos, que funcionaba de diez de la mañana a una de la tarde; el del pabellón de Argentina, lo hacía de cinco a ocho de la tarde y el de Chile de seis a ocho de la misma. Ir al cine era compatible con disfrutar de la iluminación general extraordinaria de los sectores N y S del recinto, que era de ocho de la tarde a nueve de la noche, e incluso con ir al Teatro de la Exposición a ver a las cuatro y media la representación de la obra El Ladrón. Pero no con ir a la segunda de las funciones de teatro de aquella jornada: el estreno a las ocho y cuarto de la tarde, de la comedia de López de Haro, Ella o el Diablo.

Noticias sobre la jornada en la prensa local

  • La misa en el pabellón de Castilla la Vieja y León. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 13 de mayo de 1930, p. 1.

  • El concierto de la Masa Coral. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 13 de mayo de 1930, p. 1.

  • Programa de la Exposición del día. En El Correo de Andalucía, de Sevilla, 13 de mayo de 1930, p. 3.



Cómo citar esta entrada

11 de mayo de 1930. Actividades dominicales. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/11-de-mayo-de-1929-y-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.





33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo