• CIEIA2020

10 de mayo



10 de mayo de 1929

VISITAS REALES Y NOCHES DE LUZ


El viernes 10 de mayo, el día después de la inauguración de la Exposición, los reyes de España, que habrían de quedarse en Sevilla hasta el lunes 13 de mayo, se dedicaron a inaugurar y visitar detenidamente los pabellones internacionales de ocho de las naciones concurrentes,donde fueron recibidos por los correspondientes representantes diplomáticos y comisarios, así como por miembros de las respectivas colonias de residentes en España.



Por razones protocolarias, en función del papel otorgado a Portugal en la Exposición, el primer pabellón visitado fue el luso, a cuya entrada rindió rindieron honores al monarca un destacamento de marineros del Vasco de Gama, uno de los barcos de guerra portugueses fondeados en el puerto que habían participado en la ceremonia inaugural.



Los marineros portugueses del Vasco de Gama rindiendo honores a Alfonso XIII a su paso en el camino al pabellón de Portugal (fot. de Sánchez del Pando, Archivo Familia Sánchez Apellániz).


SS.MM. y su comitiva visitando el Pabellón de Portugal (fot. de Dubois, Archivo Familia Sánchez Apellániz).


A la hora de programar las restantes visitas a pabellones extranjeros que, acompañados por Primo de Rivera, en aquella jornada los reyes hicieron se siguió un criterio meramente alfabético, de modo de por la mañana, después de ir al Pabellón de Portugal, los reyes estuvieron en los pabellones de Brasil, Colombia y Cuba y por la tarde en los de Estados Unidos, Méjico, Perú y República Dominicana.


En la visita al pabellón de Brasil, al rey de llamó la atención un mapa de España que se exponía en uno de los salones de la planta baja, en el que cada provincia aparecía representada con un tipo de madera distinta. Este le fue ofrecido al rey que aceptó de buen gusto de modo que se le indicó que a la clausura del pabellón el mapa sería trasladado al Palacio Real.


Alfonso XIII en el patio del Pabellón de Brasil (fot. de Serrano, Archivo Familia Sánchez Apellániz).



Alfonso XIII y su comitiva saliendo del Pabellón de Brasil (fot. de Sánchez del Pando, Archivo Familia Sánchez Apellániz).



Alfonso XIII y su comitiva saliendo del Pabellón de Colombia (fot. de Serrano, Archivo Familia Sánchez Apellániz).


Alfonso XIII en la puerta del Pabellón de Cuba (fot. de Dubois, Archivo Familia Sánchez Apellániz).


SS.MM. saliendo del Cinematógrafo de los Estados Unidos (fot. de Dubois, Archivo Familia Sánchez Apellániz).


La prensa destaca algunos momentos especiales de estas visitas. En la de los pabellones de los Estados Unidos (Edificio Consular, Cinematógrafo y Pabellón de Exhibiciones), incide en que al monarca le llamaron poderosamente la atención dos aparatos. De una parte, una máquina de grabado que en breves minutos hizo centenares de copias de un retrato del monarca y de otra, y especialmente, una victrola ortofónica que no dejó de funcionar durante toda la visita y desde la que se retransmitía a los altavoces de otros pabellones, incluso simultaneando repertorios. De otras, recoge, cuanto más, sólo algunas anécdotas como que en el pabellón de Méjico un industrial de país regaló al monarca un sombrero de charro.


Los eventos nocturnos

La noche del 10 de mayo, en las propias Casas Consistoriales, el Ayuntamiento de Sevilla ofreció una cena de gala en honor a los reyes, servida por el Hotel Alfonso XIII, tras la cual hubo un baile en el Casino de la Exposición.

Aquella noche, se inauguraban oficialmente las espléndidas iluminaciones artísticas de la Exposición, realizadas en su mayor parte por la casa A.E.G. Ibérica de Electricidad, bajo la dirección y según el proyecto de su ingeniero Armando Thiriet Koenig. Durante tres días seguidos, lució la iluminación de ambos sectores del recinto exposicional, el Norte y el Sur. Especialmente atractiva era la iluminación del Parque de María Luisa y las de las plazas de España y América. El Parque de María Luisa parecía irreal, como sacado del cuento de «Las mil y una noches»; el estanque central, el paseo de las rosas, la fuente de las ranas, la ría y todas las glorietas presentaban todas luces de distintos colores combinados de forma artística, generando sorprendentes efectos.



Iluminación artística de la ría y el pabellón de Alfonso XII en el parque de María Luisa (fot. del informe de Armando Thririet Koening, La luminotecnia de la A.E.G. en la E.I.A.).


En la Plaza de España, estaban iluminadas la fuente central (con enormes surtidores de luces multicolores y cambiantes), las galerías y las Torres Norte y Sur, que presentaban un sugestivo aspecto.


Fuente central de la Plaza de España iluminada (fot. del informe de Armando Thririet Koening, La luminotecnia de la A.E.G. en la E.I.A.).


La iluminación de la Plaza de América se caracterizó especialmente por las bombillas que contorneaban los perfiles y los detalles de los tres pabellones que, con diferentes estilos, la cerraban: el Real, el de Arte Antiguo y el de Bellas Artes.


Pabellón Real iluminado durante la Exposición.


Aquella noche se hicieron pruebas de iluminación en la Giralda, para asegurar que todo estuviera preparado para las luminarias del Congreso Mariano Hispano-Americano, que habría de celebrarse en breve, del 15 al 21 de mayo.


En el Teatro de la Exposición tuvo lugar un gran concierto de gala a cargo del Orfeón Vasco y la gran masa coral con 350 voces y una orquesta de 70 profesores. El Orfeón Vasco, a las órdenes de los maestros Guridi, Esnaola y Sorozábal, interpretó un programa musical de gran altura con una maravillosa ejecución. A pesar de que se había anunciado la asistencia de los reyes, éstos no pudieron acudir por haberse demorado en exceso en sus visitas a los pabellones de la Exposición.


Noticias sobre la jornada en la prensa local

  • En el día de ayer visitaron los Reyes ocho pabellones de la Exposición. En El Correo de Andalucía, de Sevilla, 11 de mayo de 1929, p. 1.

  • Las pruebas de iluminación de la Giralda. En El Correo de Andalucía, de Sevilla, 11 de mayo de 1929, p. 1.

  • Las instalaciones de !a Plaza de España. En El Correo de Andalucía, de Sevilla, 11 de mayo de 1929, p. 1.

  • La Familia Real, el Gobierno y otras personalidades visitan los pabellones de Estados Unidos, el Perú, Méjico y Santo Domingo. En El Correo de Andalucía, de Sevilla, 11 de mayo de 1929, p. 2.

  • La iluminación del Parque. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 11 de mayo de 1929, p. 1.

  • Visita oficial de las reales personas a los pabellones de los Estados Unidos, Perú, México y Santo Domingo. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 11 de mayo de 1929, p. 1.

  • Primer concierto de los Coros Vascos. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 11 de mayo de 1929, p. 2.

  • Con asistencia de la familia real y del Gobierno, fueron inaugurados esta mañana los pabellones de Portugal, Brasil, Colombia y Cuba. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 11 de mayo de 1929, p. 8.



Cómo citar esta entrada

10 de mayo de 1929. Visitas reales y noches de luz. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/10-de-mayo-de-1929-y-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.





10 de mayo de 1930

EN LENTA DECADENCIA



A mes y medio de la clausura de la Exposición, los actos que se celebran son ya pocos y asociados a algunas semanas representativas aún pendientes.


Una buena muestra de la decadencia del certamen, es la pobre celebración del aniversario de la inauguración de la muestra, que se postergó al día 10 mayo, por no poder asistir el Comisario, Carlos Cañal, a consecuencia de la enfermedad de su hijo. De hecho, esta se limitó a una reunión de 17 representantes de algunas legaciones internacionales (Estados Unidos, Méjico, Venezuela, Cuba, Uruguay, Chile, Panamá, Colombia y Guatemala) en el Salón de Honor del Pabellón de Portugal, donde tomaron un aperitivo y brindaron con oporto.


El Comisario Regio y delegados internacionales en el Pabellón de Portugal donde se celebró con un aperitivo el aniversario de la inauguración de la Exposición (Celebrando el aniversario de la apertura. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 11 de mayo de 1930, p. 2.)


Los eventos de la tarde

Por la tarde hubo reunión de la Comisión Permanente de la Exposición. Las cuestiones tratadas fueron de escasa relevancia, en unos casos dando cuenta de las novedades y en otros tomando decisiones relacionadas con el acceso y uso del recinto y con la revisión de los horarios de los servicios, fundamentalmente para adaptarlos a la llegada del calor.


Así por ejemplo, se acordó cerrar de nuevo al público la avenida de Las Delicias, que durante la celebración de la feria de Sevilla se había abierto para facilitar el acceso al Sector Sur, donde esta se había instalado. Se revisó el horario de encendido de la iluminación artística quedando los sábados y los domingos y los días festivos de nueve a doce de la noche y se decidió que a partir del 12 de mayo el ferrocarril en miniatura estuviera en funcionamiento de diez de la mañana a una y media de la tarde y de cinco de la tarde a diez de la noche. Igualmente se aprobó mantener en servicio y de forma gratuita las instalaciones del recinto desde el día de la clausura de la muestra, el 21 de junio, hasta el 30 de ese mes, fecha en que el Comité de la Exposición dejaba de estar en funciones.


Además de estos asuntos relacionados con los servicios, en la reunión del Comité se dio cuenta de las novedades y las gestiones que, sobre distintos temas, se estaban realizando. Entre ellas, la llegada a Sevilla de los coros cacereños, prevista para el día 11, las relativas a la erección de un monumento a Aníbal González (que fue informado por Traver) y la decisión del gobierno de instalar en el pabellón de Chile la Escuela de Artes y Oficios y Bella Artes, entonces ubicada en el antiguo Convento de la Merced, actual Museo de Bellas Artes.



Los eventos de la noche

En el teatro de la Exposición, a las diez y cuarto de la noche, la Compañía Guerrero-Mendoza, estrenaba “Los tres Mosqueteros”, la famosa novela de Alejandro Dumas, que fue interpretada por María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza y versificada por Luis Fernández Ardavín y Valentín de Pedro.

Noticias sobre la jornada en la prensa local

  • La semana de Extremadura. En El Correo de Andalucía, de Sevilla, 11 de mayo de 1930, p. 1.

  • Celebrando el aniversario de la apertura. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 11 de mayo de 1930, p. 2.

  • Reunión de la Comisión Permanente. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 11 de mayo de 1930, p. 2.

  • Reunión de la Comisión permanente. En El Correo de Andalucía, de Sevilla, 11 de mayo de 1930, p. 3.

  • La semana extremeña. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 11 de mayo de 1930, p. 2.

  • El pabellón de Chile será destinado a Escuela de Artes y Oficios y Bellas Artes. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 11 de mayo de 1930, p. 2.


Fuentes documentales
  • Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII, E.I.A. Libro de actas de la Comisión Permanente núm. 8, sesión del 10 de mayo de 1930.


Cómo citar esta entrada

10 de mayo de 1930. En lenta decadencia. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/10-de-mayo-de-1929-y-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.





182 vistas
ContactO

II Congreso Internacional sobre la Exposición Iberoamericana

 

E.T.S. Ingeniería de Edificación, Universidad de Sevilla

Avda. Reina Mercedes 4A, 3 planta

(Desp. Historia de la Construcción)

41012 Sevilla

​​

Tel: 0034-954-557-824

Móvil: 620-191-669

Ç

https://www.cieia.com/

  • CIEIA 2020