• CIEIA2020

8 de junio




8 de junio de 1929

TRIUNFAL ACOGIDA A LOS CAPITANES IGLESIAS Y JIMÉNEZ




La jornada del sábado 8 de junio resultó realmente intensa. Sus protagonistas fueron el capitán de infantería Ignacio Jiménez Martín y el capitán de ingenieros Francisco Iglesias Brage, quienes volvían a España después de hacer toda una hazaña aeronáutica pilotando el «Jesús del Gran Poder», un avión Breguet XIX, modelo Gran Raid. Su hazaña consistió en culminar con éxito un vuelo directo que salió de la Base Aérea de Tablada el 24 de marzo de 1929 y llegó a Bahía (Brasil) el 17 de mayo. Después de haber volado a otras localidades iberoamericanas (Río de Janeiro, Montevideo, Buenos Aires, Santiago de Chile, Arica, Lima, Guayaquil, Panaro, San José de Costa Rica, Managua, Tegucigalpa, San Salvador, Guatemala, y La Habana) hasta hacer un recorrido total de 18.285 kilómetros, Jiménez e Iglesias volvían a España, visitando Sevilla antes de partir a la base aérea de Getafe, donde el avión había sido construido.


En Sevilla era mucha la expectación ante la llegada de los aviadores no solo por haber partido el vuelo de Tablada sino sobre todo por la denominación del aparato. De ahí que se vinieran preparando numerosos homenajes para los dos días inicialmente previstos para la estancia de los aviadores en la ciudad; la mayor parte de ellos habían de tener lugar en el recinto de la Exposición.


Es difícil pensar que Jiménez e Iglesias fueran capaces de estar en tantos eventos y lugares como los que la prensa refiere. A consecuencia de la demora en el proceso de montaje del avión en Cádiz (a donde los capitanes y el avión llegaron en barco desde La Habana) las numerosas actividades previstas para aquellas dos jornadas se concentraron en un día y medio. De hecho, partieron a Getafe el día previsto, el 9 de junio, pero no por la mañana temprano sino a las cinco de la tarde. Es probable que en algunos de estos homenajes tan solo pudieran hacer acto de presencia.


La llegada de los pilotos a Sevilla coincidía con la celebración del II Salón de la Aeronáutica en las Galerías Comerciales del Sector Sur. Aquel día el Comité de la Exposición notificó que se había autorizado la solicitud cursada por el R.A.C.A. para exhibir el «Jesús del Gran Poder» y que en unos días este sería trasladado de Madrid a Sevilla. Clausurada la muestra, el avión volvería a Madrid para formar parte de los contenidos del futuro Museo de Aeronáutica y Astronáutica, donde aún se conserva.

Recepción y agasajos a los aviadores

La salida de Cádiz


Los aviadores llegaron a Sevilla procedentes de Cádiz a donde habían llegado desde La Habana, Los capitanes habían realizado su viaje de vuelta a España a bordo del Almirante Cervera, en el que también iba el ministro de Marina. Una vez en Cádiz, el avión fue montado en Los Puntales bajo la inspección del teniente coronel Echagüe, procediéndose después a realizar las pruebas de vuelo. Aproximadamente a las diez de la mañana del día 8 de junio, el «Jesús del Gran Poder» salió de Cádiz, seguido por el «Numancia» y por el «Júpiter», donde iban los padres y la hermana de Jiménez además de diversas personalidades.



De la espera al aterrizaje


Había gran expectación en la ciudad, que se preparó para la ocasión. El puente de Alfonso XIII se engalanó con gallardetes y banderas españolas y americanas, y los barcos del muelle y la propia carabela Santa María fueron empavesados. A las nueve de la mañana varios aviones sobrevolaron Sevilla arrojando proclamas del Aero Club y del alcalde invitando al vecindario a acudir al aeródromo de Tablada para recibir a los aviadores.


Más de ocho mil personas personas esperaban en Tablada, algunos llegados en trenes y automóviles de línea de pueblos cercanos; un número en cualquier caso corto frente a los cuarenta y cinco mil que al día siguiente les esperarían en Getafe. En Tablada les aguardaban el Infante don Carlos, su hijo el príncipe Carlos, el Infante Don Alfonso de Orleáns que llegó aquella mañana procedente de Sanlúcar de Barrameda en un aparato, las autoridades, las representaciones oficiales, una comisión de la hermandad del Gran Poder, concejales y comisiones de los pabellones de las repúblicas americanas.


En el campo de la base aérea, había un cuadro de honor formado por ciento veinte aparatos (las escuadrillas de Cuatro Vientos, Getafe, Granada, Larache y Sevilla y avionetas del Real Aero Club de Andalucía). Los nueve aparatos de la de Larache, a la que le correspondió por sorteo, salieron a recibir al Jesús del Gran Poder, apareciendo los aviones en el horizonte a las once menos diez; mientras el «Jesús del Gran Poder» volaba a pocos metros del suelo, el público ondeaba pañuelos y sombreros entre ovaciones. Luego se volvió a elevar describiendo un semicírculo sobre el aeródromo y se dirigió a Sevilla sobre la que voló unos minutos y después a la iglesia de San Lorenzo donde voló sobre la torre para luego regresar a la base aérea para aterrizar.



El "Jesús del Gran Poder" en vuelo, pilotado por los capitanes Jiménez e Iglesias, antes de aterrizar en la Base Aérea de Tablada tras su regreso de América (©ICAS-SAHP. Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).



Entre las autoridades que se encontraban esperándolos, estaba el Infante Don Carlos, quien abrazó a los aviadores en cuanto pisaron tierra. También fueron saludados por los aviadores franceses Condouret y Mailloux que allí se encontraban. La muchedumbre que les esperaba les tributó un caluroso recibimiento; el público rompió el cordón, invadiendo el campo y fueron llevados a hombros por la multitud.



Los capitanes Jiménez e Iglesias en la cabina del "Jesús del Gran Poder" rodeados de público tras el aterrizaje en la Base Aérea de Tablada (©ICAS-SAHP. Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano)

Los capitanes Jiménez e Iglesias llevados a hombros por sus compañeros tras el aterrizaje del "Jesús del Gran Poder" en la Base Aérea de Tablada (©ICAS-SAHP. Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).



Los capitanes Jiménez e Iglesias en la escalinata del Palace de la Base Aérea de Tablada rodeados de compañeros tras el aterrizaje del "Jesús del Gran Poder" (©ICAS-SAHP. Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).



Montaje fotográfico extraído de la página 7 de la revista La Estampa, 11 de junio de 1929. Arriba, los aviadores antes de salir de Cádiz. Abajo a la derecha los capitanes, ya en Sevilla, con los aviadores franceses Condouret y Mailloux; abajo a la izquierda, Jiménez e Iglesias a hombros de los asistentes.



En la iglesia de San Lorenzo

Posteriormente, se celebró un acto religioso en la iglesia de San Lorenzo, sede de la imagen cuyo nombre llevaba el avión que pilotaban. Allí, tras ser recibidos por la Hermandad del Gran Poder, se ofició un solemne Te Deum en acción de gracias por el éxito de su expedición. A su conclusión, Jiménez e Iglesias subieron al camarín y rezaron ante la imagen. Los aviadores regalaron a la Hermandad una copa de oro que les fue entregada en Guatemala y que sería convertida en cáliz. También reintegraron a la Hermandad una placa de oro con la imagen de Jesús del Gran Poder, que recibieron de aquélla al emprender su vuelo a América para que fuera colocada en el altar de la iglesia.



Los capitanes Jiménez e Iglesias posan con la infanta Luisa de Orleans y el infante Carlos de Borbón en la puerta de la iglesia de San Lorenzo donde se celebra un Te Deum organizado por la Hermandad (©ICAS-SAHP. Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).


Terminado el acto religioso, Jiménez e Iglesias recibieron diferentes agasajos. El primero fue en el local del Real Aero Club de Andalucía, donde se les obsequió con un vino de honor.


Vino de honor en el Real Aero Club de Andalucía (fot. de Serrano, en El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 9 de junio, p. 1).



Sobre las dos de la tarde marcharon al Hotel Alfonso XIII donde almorzaron con varios compañeros. Después fueron al Círculo de Labradores donde se les ofreció una copa de champán, para a continuación marchar al Pabellón de Argentina, en compañía del comandante Ramón Franco Bahamonde, a quien el comisario argentino, Enrique Varaona, entregó un tapiz conmemorativo del vuelo del “Plus Ultra”. Después, pasaron al Pabellón de los Estados Unidos, tras lo que continuaron los agasajos en otras instalaciones. Aunque la prensa no aclara cuáles fueron esas otras instalaciones sabemos que una de ellas, de la que queda constancia fotográfica, fue el Pabellón de Chile.



Homenaje en el Pabellón de Chile a los capitanes Jiménez e Iglesias (fot. de Serrano, archivo de la familia Sánchez Apelláñiz).



A las siete y media de la tarde, se les ofreció un aperitivo en los salones del Pasaje de Oriente. Posteriormente, a las diez de la noche, en honor de los aviadores se celebró en el Hotel Alfonso XIII una cena de gala organizada por el Real Aero Club de Andalucía, el Ayuntamiento y diferentes organismos oficiales e instituciones sevillanas. Según la prensa el banquete costó 20.000 duros y hubo representación del gobierno.



Cena en el Alfonso XIII en homenaje a los capitanes Jiménez e Iglesias, presidida por el infante D. Carlos (Carlos de Borbón Dos Sicilias) (fot. de Dubois, archivo de la familia Sánchez Apelláñiz).


De allí, los pilotos pasaron fueron a una verbena en el Sector Sur, organizada por el Comité. En la verbena, que según la prensa “estaba muy animada”, tocaron varias bandas de música mientras al final de la avenida de la Raza se quemaban fuegos artificiales.

Posteriormente, los pilotos se dirigieron al Casino de la Exposición, en el que se celebró un baile de gala en su honor, ofrecido por el director del certamen en representación del Comité.



En el teatro en la Exposición

En el Teatro de la Exposición, la Compañía de variedades Velasco seguía representando la revista “La orgía dorada”, de Pedro Pérez Fernández y Pedro Muñoz Seca, con música de los maestros Guerrero y Benlloch.


Noticias de la prensa local sobre la jornada

  • Los capitanes Jiménez e Iglesias llegaran a Sevilla el sábado en el “Jesús del Gran Poder”. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 7 de junio de 1929, p. 1.

  • El "Jesús del Gran Poder" aterrizó ayer felizmente en el aeródromo de Tablada. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 9 de junio de 1929, p. 1.

  • Exposición Ibero-Americana. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 8 de junio de 1929, p. 5.

  • El banquete y el baile de gala organizados en honor de los tripulantes del "Jesús del Gran Poder" se celebraron con gran brillantez. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 9 de junio de 1929, p. 1.

  • El "Jesús del Gran Poder" se expondrá en el pabellón de Aeronáutica y después se comenzará con él la formación de un Museo. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 9 de junio de 1929, p. 1.

  • Teatro de la Exposición. El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 07 de junio de 1929, p. 6.


Cómo citar esta entrada

8 de junio de 1929. Tiunfal acogida a los capitanes Jiménez e Iglesias en Sevilla. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/8-de-junio-de-1929-y-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.





8 de junio de 1930

LLAMANIENTO PARA LA CREACIÓN DE LA CASA DE CASTILLA LA VIEJA Y LEÓN



El domingo 8 de junio se celebró en el el Pabellón de Castilla la Vieja y León la tradicional misa en memoria de los iniciadores y creadores de la Exposición ya fallecidos, con asistencia de los familiares. En esta ocasión, la ceremonia fue oficiada por el beneficiado de la Santa Iglesia Catedral e ilustre montañés, don Abel Otero.

La delegación de este pabellón, se convocó a acudir al pabellón el día 15 de junio, a todos los hijos y descendientes de Castilla la Vieja y León, a fin de proceder a la aprobación de los estatutos de la Casa de Castilla la Vieja y León en Sevilla, así como al nombramiento de su junta directiva.


Cine y teatro en la Exposición

Aquel domingo continuaban las proyecciones de cine en los pabellones de Argentina, Estados Unidos y Chile, todas de libre acceso. Las del argentino, de cinco a ocho de la tarde; las del norteamericano, de cuatro a nueve menos cuarto y las del chileno, de seis a ocho de la tarde.

En el Teatro de la Exposición, la Compañía de Juan Bonafé y Hortensia Gelabert se despedía con doble sesión; a las seis y media de la tarde la comedia de José Fernández del Villar "Alfonso XIII", y a las diez y media de la noche “El rayo”, de Pedro Muñoz Seca y Juan López Núñes.

Noticias de la prensa local sobre la jornada
  • La misa en el pabellón Castilla la Vieja y León. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 10 de junio de 1929, p. 1.

  • Programa de la Exposición del día. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 8 de junio de 1929, p. 6.


Cómo citar esta entrada

8 de junio de 1930. Llamamiento para la creación de la Casa de Castilla La Vieja y León. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/8-de-junio-de-1929-y-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.





79 vistas
ContactO

II Congreso Internacional sobre la Exposición Iberoamericana

 

E.T.S. Ingeniería de Edificación, Universidad de Sevilla

Avda. Reina Mercedes 4A, 3 planta

(Desp. Historia de la Construcción)

41012 Sevilla

​​

Tel: 0034-954-557-824

Móvil: 620-191-669

Ç

https://www.cieia.com/

  • CIEIA 2020