• CIEIA2020

8 de diciembre




8 de diciembre de 1929

En el día de la Purísima




El domingo 8 de diciembre era la festividad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María que desde que en 1854 Pío IX promulgara la bula Ineffabilis Deus, es de gran importancia para la Iglesia Católica por ser el de la Inmaculada uno de los dogmas sobre los que se basa la fe católica y para Sevilla "tierra de María Santísima" desde donde se promovió la proclamación del dogma concepcionista.


El día debía tener una repercusión especial en la muestra, por ser la Purísima un baluarte de la Hispanidad como Patrona de España y de su fiel Infantería, que la invocó con los momentos de mayor peligro, en Flandes, Nápoles, Lepanto, en Nueva Granada, Cuba y Filipinas.


En realidad, la Inmaculada había estado presente en todos los eventos marianos de la Exposición, a pesar de que en la medalla del Congreso Mariano Hispano-Americano se representó a la Virgen de la Antigua, como Patrona de La Raza. De hecho, era su advocación la que aparecía en la portada del folleto de mano del congreso, celebrado en mayo.


Portada del programa de mano del Congreso Mariano Hispano Americano.




También en la Exposición Mariana con sede en la Parroquia del Salvador hubo una sección específica dedicada a la Virgen María Inmaculada.
















Aunque no se conservan filmaciones de los actos religiosos de aquel día, sí de la procesión en 1930 de la Inmaculada de Martínez Montanés, popularmente conocida como La Cieguecita, depositada en el MIRC (Colecciones Digitales de las Biblioteca de la Universidad de Carolina del Sur) que puede visualizarse aquí. La referencia a la visita al Pabellón de Chile que aparece al final de la filmación puede llevarnos a pensar que realmente corresponda a 1929.



Resulta extraño que la imagen procesionara en 1930, por lo especial de la procesión. La imagen había salido en procesión extraordinaria el 8 de diciembre de 1917, con motivo de la celebración del Tercer Centenario del Voto Concepcionista; tras ella, la Virgen entró por la Puerta del Perdón del Patio de los Naranjos, para inaugurar la nueva puerta de la Catedral (la Puerta de la Concepción); aquel mismo año se erigió el monumento a la Inmaculada Concepción de la Plaza del Triunfo. Ya el 25 de junio de 1662 la imagen formó parte del cortejo procesional que salió con motivo de la inauguración de la Iglesia del Sagrario de la Catedral de Sevilla. Resulta lógico pensar que la de 1929 fuera una efeméride especial.


Los tradicionales actos marianos de las jornadas de mañana y tarde de este día tan señalado en el calendario español y sevillano se compatibilizaron con los eventos en el recinto. Precisamente los fastos de esa festividad religiosa condicionaron el comienzo del I Congreso Nacional de Aceite de Oliva para que fuera inaugurado por el rey Alfonso XIII que en esa fecha tan solemne estaría en la ciudad, aunque finalmente no vino a Sevilla. Por la festividad de la Purísima, el Comité Permanente de la Exposición autorizó que aquel día los militares vestidos de uniforme pudieran acceder gratis al recinto.



Las actividades de la mañana

Aquella mañana, los congresistas hubieron de recoger en el Ayuntamiento de Sevilla sus credenciales, la documentación del Congreso y las entradas para acceder gratuitamente al recinto de la Exposición.


A las doce, en el Pabellón de Castilla la Vieja y León, se celebró la tradicional misa en memoria de los iniciadores y creadores de la Exposición, ya fallecidos, oficiada por el sacerdote leonés Isaac de la Fuente.



El homenaje al Director de Explotación de la E.I.A


A mediodía, en la sucursal del Restaurante Pasaje de Oriente del Sector Sur de la Exposición, se celebró un almuerzo-homenaje al hasta entonces Director de Explotación del certamen, Romualdo Alvargonzález y Lanquine, quien había sido designado por el Gobierno comisario general de España en la Exposición Internacional de Lieja.


Alvargonzález (1893-1936), asturiano, era ingeniero, político y empresario. El éxito de la Feria Internacional de Muestras de Asturias en Gijón, celebrada con gran éxito entre el 15 y el 31 de agosto de 1924, y que él promovió, le hizo ganar la confianza de Primo de Rivera quien le encargó la representación de Asturias en la Exposición Internacional de Hulla Blanca y de Turismo de Grenoble, su participación en la Comisión que visitó la Exposición de Filadelfia y su nombramiento como Director de Explotación de la Exposición Iberoamericana. Poco después, precisamente por su actuación en las Exposiciones de Lieja y Amberes, recibiría la Legión de Honor de Francia y la Orden de Leopoldo de Bélgica.


Al almuerzo asistieron más de doscientos comensales, que ocuparon totalmente el salón. Junto al homenajeado tomaron asiento, Francisco Sánchez-Apellániz, en representación del director de la Exposición; Hortal por la del alcalde y de la colonia asturiana, así como los delegados de Portugal y de Cuba, el comisario de Policía y varios miembros de la colonia asturiana.


Los eventos de la tarde

Las actividades de la tarde comenzaron a las cuatro, en el Teatro de la Exposición, donde la Compañía de Camila Quiroga puso en escena Bendita seas, una comedia del dramaturgo francés Alberto Novió (1881-1937), radicado en Argentina donde obtuvo la ciudadanía.



La inauguración del Primer Congreso Nacional del Aceite de Oliva


Sin embargo, el acto principal fue, la inauguración, a las cuatro y media de la tarde, en el Salón de Actos de la Plaza de España, del Primer Congreso Nacional del Aceite de Oliva, que en días previos se había anunciado que sería presidido por el rey Alfonso XIII, pero que sin embargo lo haría el infante don Carlos en representación del monarca.



Autoridades de la mesa presidencial de la inauguración del I Congreso Nacional del Aceite de Oliva Salón de Actos del Edificio Central de la Plaza de España (fot. de Sánchez del Pando. Archivo de la Familia Sánchez Apellániz).


El acto, al que asistieron los más de 1.500 congresistas acreditados, estuvo presidido por el infante don Carlos, en representación del rey, y por el conde de los Andes, ministro de Economía, por el Gobierno. Tras los discursos de apertura, el infante don Carlos declaró inaugurado el congreso, en nombre del rey. Al finalizar la sesión inaugural, los concurrentes se trasladaron al Hotel Alfonso XIII, donde la Diputación Provincial de Sevilla ofreció un té a los congresistas.



La festividad en el Sector Sur


A las seis de la tarde, con motivo de la festividad de la Inmaculada Concepción, hubo iluminación general extraordinaria en el recinto, y en el Sector Sur, una gran exhibición de arte pirotécnico, con fuegos artificiales, que finalizó con una sonora y enorme traca valenciana.



Una nueva función vespertina en el Teatro de la Exposición


A las seis y cuarto, en el Teatro de la Exposición la Compañía de Camila hizo una segunda función, poniendo en escena Los mirasoles, una comedia costumbrista de Julio Sánchez Gardel estrenada en 1911, cuyo tema principal es el enfrentamiento entre Buenos Aires y el interior.


Actividades nocturnas

Aquella noche en las Escuelas Reina Victoria, se organizó una fiesta en honor de las maestras de Guadalajara que el día anterior habían llegado a Sevilla para visitar la Exposición, invitadas por la Diputación de Guadalajara y el Ministerio de Instrucción Pública


En el Teatro de la Exposición, las diez de la noche, la Compañía de Camila hizo la última función, poniendo en escena La dama de las camelias, de Alejandro Dumas.



Noticias de la prensa local sobre la jornada

  • El Primer Congreso del Aceite de Oliva, en Sevilla. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 10 de diciembre de 1929, p. 8.

  • El Primer Congreso del Aceite de Oliva. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 10 de diciembre de 1929, p. 3.

  • El banquete homenaje al señor Alvargonzález. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 10 de diciembre de 1929, p. 4.

  • Programa de la Exposición del día. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 08 de diciembre de 1929, p. 6.

  • Espectáculos para hoy domingo. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 08 de diciembre de 1929, p. 2.

Cómo citar esta entrada

8 de diciembre de 1929. En el día de la Purísima. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/1-de-diciembre-de-1929. Sujeto a Licencia Creative Commons.



147 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo