• CIEIA2020

7 de mayo




7 de mayo de 1930

Nuevos éxitos del Orfeón Catalán en Sevilla



El miércoles 7 de mayo, en el expreso de la noche, procedente de Madrid, llegó a la ciudad el conocido ensayista y periodista argentino, Ricardo Sáenz Haye, representante general del periódico bonaerense La Prensa, diario que contaba con un pabellón propio en el recinto, inmediato al Pabellón de Argentina. Al día siguiente, Sáenz Haye daría una conferencia y presentaría una película sobre el diario en el Salón de Actos del pabellón nacional. Sáenz Haye, que era un gran conocedor de España, y de Andalucía en particular, había escrito numerosos ensayos y un libro sobre la vida literaria de nuestro país.


Por la mañana, los asistentes a la Asamblea de Decanos de los Colegios de Abogados de España eran agasajados en distintos pabellones de la Exposición, mientras se reanudaban las ponencias del III Congreso Internacional de Geografía e Historia Hispanoamericana, y en el Pabellón de Méjico se homenajeaba a los responsables del Orfeón Catalán. Por la tarde, se ofreció un te en el Casino de la Exposición a los participantes de una caravana automovilística, los asistentes a la Asamblea de Decanos celebraron sus sesiones y los congresistas hispanoamericanos visitaron el Pabellón de los Estados Unidos. Sin embargo, el evento principal de la jornada fue el segundo concierto del Orfeón Catalán.



Por la mañana

Aquel día, los asistentes a la Asamblea de Decanos de los Colegios de Abogados de España, acompañados por el decano de Sevilla, Adolfo Rodríguez Jurado, visitaron diferentes pabellones internacionales en los que fueron recibidos por sus delegados. Comenzaron a las diez por el Pabellón de la República Argentina, siguiendo después por los de Colombia, Méjico y Cuba. A las doce, fueron recibidos oficialmente por el presidente de la Diputación provincial, Manuel Sarasúa, en el Palacio de la Diputación, en la Plaza del Triunfo. Una vez allí, los asambleístas recorrieron las dependencias del edificio. A la una de la tarde por gentileza de la Diputación provincial, almorzaron en el Hotel Oromana, en Alcalá de Guadaira. Tras los brindis y los discursos de rigor, a las cinco y media regresaron a Sevilla para continuar con la reunión.


Mientras tanto, se reanudaron las ponencias de las secciones primera y segunda del III Congreso Internacional de Geografía e Historia Hispanoamericana, que se desarrollaba en el Salón de Actos del edificio central de la Plaza de España. Entre los diferentes trabajos presentados, destacó el del reverendo padre Manuel Martínez titulado Conquista y evangelización de América. Estudio critico de la contribución a ella prestada por la Orden de Santo Domingo, el de Ernesto Restrepo Tirado sobre su obra Historia de la provincia de Santa Marta, y el de Ángel Rubio y Muñoz Bocanegra titulado Extremadura y América. Emocionario y breves notas previas a un estudio histórico. Mapas. Rutas conquistadoras de los extremeños indianos. La toponimia extremeña en América. Al levantarse la sesión, se dieron por concluidos los trabajos presentados al Congreso, cuyas discusiones la prensa calificó como “de extraordinaria importancia”.


Aquella mañana los directivos el Orfeón, junto al vicepresidente de la Diputación de Barcelona, de la Riba, y diputados provinciales que se habían trasladado a Sevilla estuvieron cumplimentando al infante don Carlos. Después, fueron al Pabellón de Méjico, donde fueron atendidos por su delegado Orozco. Con motivo de la visita se organizó una "fiesta artística", en la que intervinieron el compositor mejicano Ignacio Fernández Esperón, conocido como Tata Nacho, Pilar Bayona, que interpretó obras de Falla, y la pianista sevillana Manolita Reyero, que cautivó a la concurrencia con sus versiones al piano. Tras el acto musical, los concurrentes fueron obsequiados con un aperitivo, ofreciendo al presidente de la Junta del Orfeón, Cabot y al director, Millet, dos cuadros de filigranas de pluma hechos en Méjico.



Eventos vespertinos

Por la tarde el Real Automóvil Club sevillano ofreció un té con baile andaluz en la terraza del Casino de la Exposición a los participantes de una caravana automovilística, que, compuesta de 274 personas en noventa automóviles, había llegado a Sevilla desde Alemania. Entre ellos se encontraban los presidentes de los Automóviles Club de Berlín y de Hamburgo y el director del Departamento de Turismo de Munich.


Aquella tarde los asistentes a la Asamblea de Decanos de los Colegios de Abogados de España reanudaron sus sesiones de trabajo en el Colegio de Abogados, en la Audiencia. En la sesión se trataron los trabajos presentados a las secciones primera a la sexta.


A las cinco, los participantes en el III Congreso Internacional de Geografía e Historia Hispanoamericana, visitaron el Edificio Consular del Pabellón de los Estados Unidos, pasando después al Pabellón de Exhibiciones, donde fueron proyectadas algunas películas propagandísticas de la industria y el comercio de aquel país, y la película sobre el Descubrimiento de América. A las seis, la representación de Chile en Sevilla ofreció un vino a los miembros del Congreso, que visitaron detenidamente el pabellón. Tras los discursos, el delegado del pabellón, Alberto Lastarria y del miembro del Congreso, Altamira, los congresistas pasaron al buffet donde fueron obsequiados con pastas, emparedados y vinos chilenos. Después en el salón de espectáculos se proyectaron algunas películas sobre Chile.


El segundo concierto del Orfeón Catalán


A las seis de la tarde, en el escenario del Teatro de la Exposición, tuvo lugar el esperado segundo concierto del Orfeón Catalán. A la representación asistieron el infante don Carlos con sus hijos. Como en el primer concierto, el teatro estuvo totalmente lleno, con espectadores de pie en pasillos y galerías.


En esta ocasión, la masa coral interpretó el siguiente programa. En la primera parte el himno a la Enseña del Orfeó Catalá, E1 cant de la senyera, interpretado por Millet; la canción popular Els fadrins de Sant Boy, por Pérez Moya; el canto popular de Navidad Cançó de Sadal, por Romeu; la canción popular El Caçador i la Pastoreta, por Botey; la canción popular El galant desdeyant, por Pérez Moya; Cançó de breso, una canción popular de cuna, por la soprano Fornells y Sancho Marracó, y la sardana Les fulles seques, por Morera. En la segunda parte, la balada gallega Negro sombra, por Montes; la Oda a la mar llunyana, por Vives; Processó a la muntanya, por Vives y La Balenguera, también por Vives. En la tercera, la canción descriptiva Ocellana, el canto de los pájaros, por Jannequín; el poema coral de catorce voces en cuatro coros Diendres Sant (Viernes Santo), de Nicolau, por las solistas señora Fornells, la señorita Roca y los señores Torra y Valls y el Credo de la misa Papá Marcelo, de Palestrina, del siglo XVI.



Actuación del Orfeón Catalán en el Teatro de la Exposición (fot. Centre de Documentació de l'Orfeó Català).


Bajo la dirección del maestro Luis Millet, el Orfeón se superó aún más si cabía, especialmente en Procesión a la Montaña, La Balenguera, Viernes Santo y Oda a la mar lejana, en las que la estupenda masa coral alcanzó un grado insuperable de belleza y emoción. En los intermedios la Cobla barcelonesa actuó en la terraza del Casino de la Exposición, interpretando Entremeliada y Juny.


Tras el concierto, en el salón central del Casino, tuvo lugar la solemne entrega de la placa de plata conmemorativa de esta visita, como regalo del Comité del certamen. Asistieron al acto todos los vocales de la Permanente menos el comisario regio, Carlos Cañal, por la enfermedad que aquejaba a su hijo. El texto grabado en la placa que decía: El Comité de la Exposición Ibero Americana, como tributo de admiración y gratitud al glorioso Orfeón Catalán, orgullo de Barcelona y Cataluña, cuya lengua regional canta la grandeza augusta de la Patria. Sevilla 7 de mayo de 1930. El comisario regio, Carlos Cañal.


El presidente de la colonia catalana en Sevilla hizo entrega de una corbata para la enseña de la agrupación musical, que fue colocada en la moharra de la misma. Miembros de la colonia entregaron dos copas de plata dedicadas al Orfeón y a la Cobla. Tras los discursos, y una vez retirada la enseña se sirvió a los asistentes, orfeonistas y miembros de la colonia catalana, el Comité ofreció un aperitivo.


Entrega de regalos al Orfeón en el Casino de la Exposición (fot. Centre de Documentació de l'Orfeó Català).


Por la noche

En el Teatro de la Exposición, a las diez de la noche, se celebró función de gala en honor de los participantes de Asamblea de Decanos de los Colegios de Abogados de España


A las once, en la Plaza de San Francisco, el Orfeón dio un concierto popular. Para ello se instaló un escenario delante de las Casas Consistoriales. Dicen las crónicas que en la plaza llegaron a congregarse más de treinta mil personas, que se apiñaban hasta en las calles confluyentes simplemente para escuchar a los cantores por megafonía, aunque no pudieran divisar al grupo coral actuante. Estos espectadores vibraron de entusiasmo cuando al final del concierto, y sobre el estrado preparado para el Orfeón, se abrazaron el alcalde, conde de Halcón, y el vicepresidente de la Diputación barcelonesa, de Riba.


Vista de la Plaza de San Francisco durante la actuación de Orfeón Catalán (fot. Centre de Documentació de l'Orfeó Català)


Por su parte, la Cobla de sardanas Barcelona actuó aquella noche, de nueve y media a once y media, en la Alameda de Hércules, con un éxito más notable de público llenaba la Alameda admirando las sardanas bailadas por los danzarines y los números interpretados por la Cobla, siendo calurosamente ovacionada, dándose numerosos vivas.


Con estos conciertos, culminó el éxito sin precedentes alcanzado en Sevilla por el Orfeón Catalán y la Cobla Barcelona.



En el Teatro de la Exposición


En el Teatro de la Exposición, tras el segundo concierto de la Sociedad Coral Orfeón Catalán de Barcelona, dirigido por el maestro Luis Millet, a las seis y media de la tarde, por la noche, a las diez y cuarto de la noche, en una función de gala en honor de los asambleístas de los Colegios de Abogados de España, la Gran Compañía de Guerrero-Mendoza puso en escena la comedia de Linares Rivas Sancho Avendaño.


La crítica dijo que, “si bien el señor Linares Rivas no consigue reforzar sus laureles de dramaturgo penalista, los intérpretes María Guerrero y Femando Díaz de Mendoza, hallan ocasión de exhibir la alta calidad de su arte. Especialmente María Guerrero se confirma en su jerarquía de heredera del gran nombre, logrando los matices más depurados y hondos y la más justa expresividad y emoción”.



Noticias de la prensa local sobre la jornada
  • La Asamblea de los Colegios de Abogados de España. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 7 de mayo de 1930, p. 1.

  • Asamblea de Decanos de los Colegios de Abogados de España. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 8 de mayo de 1930, p. 1.

  • Asamblea de decanos de los Colegios de Abogados de España. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 8 de mayo de 1930, p. 3.

  • III Congreso de Geografía e Historia Hispano Americanas. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 8 de mayo de 1930, p. 3.

  • El Orfeó Catalá. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 7 de mayo de 1930, p. 1.

  • Los conciertos del Orfeón Catalán y la Cobla de Barcelona. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 8 de mayo de 1930, p. 1.

  • En el Pabellón de Méjico. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 8 de mayo de 1930, p. 6.

  • Los conciertos del Orfeón Catalán. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 8 de mayo de 1930, p. 1.

  • Un ilustre escritor argentino visita Sevilla. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 8 de mayo de 1930, p. 1.

  • Pabellón argentino. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 8 de mayo de 1930, p. 2.

  • Llegada de la caravana automovilística alemana. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 8 de mayo de 1930, p. 5.

  • Programa de la Exposición del día. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 7 de mayo de 1930, p. 3.

  • De Teatros. Exposición. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 9 de mayo de 1930, p. 1.


Cómo citar esta entrada

7 de mayo de 1930. Nuevos éxitos del Orfeón Catalán en Sevilla. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/7-de-mayo-de-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.



42 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo