• CIEIA2020

4 de junio de 1929

De la implicación y la declaración a la solicitud



El martes 4 de junio fue un día de palabras. Palabras de implicación; las de los gremios de la construcción en el homenaje a don Aníbal. De declaración de compromiso; de Cruz Conde con el Gobierno de Primo de Primo y con el proyecto de la Exposición. De solicitud, la del presidente del Real Aero Club de Andalucía solicitando la exhibición del avión Jesús del Gran Poder en el Salón de la Aeronaútica de la Exposición. Nada extraordinario aquella mañana en el recinto, pero sí una intensa actividad musical en la tarde noche. Y como siempre, representación en el Teatro de la Exposición.


Implicación de los gremios de la construcción en el homenaje a don Aníbal

Aquel martes 4 de junio, representantes de diferentes gremios de la edificación se reunieron en la sede de la Cámara de Comercio de Sevilla para tratar el modo en que los profesionales del sector podrían implicarse en el homenaje a Aníbal González anunciado por el Ayuntamiento.

En la reunión los concurrentes constituyeron una comisión conformada por un representante de cada gremio. Por el de los metalúrgicos, alguien de la empresa Ollero, Rull y Compañía; por el de la cerámica, de Mensaque, Rodríguez y Compañía; por los carpinteros, Francisco López; por los marmolistas, Santiago Gascó; por los ladrilleros, la viuda de Andrés Fernández; por los pintores, Manuel Cañas; por los adornistas, Manuel Gómez; por los fumisteros, Manuel Cardoso; por los contratistas, Manuel Álvarez y por los almacenistas de madera, un representante de los Hijos de Romualdo Jiménez. La comisión habría de visitar a Nicolás Díaz Molero, alcalde de Sevilla, para transmitir el apoyo incondicional de estos gremios al homenaje proyectado.

Las declaraciones de Cruz Conde

En Sevilla, donde un importante sector de la población era crítico con los despilfarros y las formas de José Cruz Conde, director de la Exposición, corría el rumor de que este se encontraba descontento en el cargo. Realmente desde febrero de 1929, su poder se había visto bastante mermado a partir de que Primo de Rivera, presionado por Alfonso XIII, le hubiera destituido como gobernador civil a raíz de un problema de competencias con el infante don Carlos, aunque se mantuvo como director de la Exposición por intercesión de Primo de Rivera. También se decía que había Cruz Conde había ido días atrás a Madrid para entrevistarse con Primo de Rivera por encontrarse "fatigado por el cargo".


La prensa de aquel 4 de junio incluía unas declaraciones de Cruz Conde en las que, a fin de acallar las habladurías, explicaba que su reciente encuentro en Madrid con el Presidente del Gobierno habia tenido como objetivo abordar asuntos pendientes relacionados con la Exposición; además, reafirmaba su total compromiso con el certamen e indicaba que contaba con el pleno respaldo del Gobierno.



El director de la Exposición, Jpsé Cruz Conde Fusteguetras, con Francisco Sánchez Apellániz, secretario del certamen (fot. de Dubois. Archivo Familia Sánchez Apellániz).


La solicitud del presidente del Real Aero Club de Andalucía

El 4 de junio de 1929, Guillermo Delgado Brackenbury en calidad de presidente del Real Aero Club de Andalucía (R.A.C.A.) dirigió un telefonema a la Presidencia del Consejo de Ministros solicitando que el avión “Jesús del Gran Poder” fuese instalado en el II Salón Nacional de Aeronáutica que, organizado por el Aero Club, estaba instalado en las Galerías Extranjeras del Sector Sur de la Exposición. También pidió a las entidades y corporaciones sevillanas que les apoyaran dirigiéndose en iguales términos al Presidente del Consejo de Ministros.


El Jesús del Gran Poder era un avión modelo Breguet XIX GR Bidón, construido en Getafe por Construcciones Aeronáuticas (C.A.S.A.); había sido así bautizado el 30 de abril de 1928 por la Victoria Eugenia de Battenberg en una ceremonia celebrada en el aeródromo de Tablada.


Por sus características de su motor (Hispano Suiza 51V de 600 CV ) y la capacidad de su depósito (5.000 litros de gasolina), el Jesús del Gran Poder era apto para vuelos transatlánticos. Así había recorrido 6.716 km. en el vuelo de Tablada a Bahía (Brasil) que partió el 24 de marzo de 1929.


Cartel del II Salón de Aeronáutica celebrado durante la Exposición Iberoamericana en las Galerías Comerciales Extranjeras del Sector Sur.


Noche de actividades musicales

La oferta musical del martes 4 de junio resultó especialmente significativa. La Banda Militar de los Estados Unidos dio cuatro conciertos dirigidos por Thomas F. Darcy, su segundo director. A pesar de que el 2 de junio había concluido la Semana Nacional de los Estados Unidos en la Exposición, la banda permanecía en Sevilla, hasta el 7 de junio en que partiría a Barcelona para participar en la Exposición Internacional. Dos de estos conciertos fueron en los jardines de los pabellones norteamericanos de siete a ocho de la tarde, y los otros dos en la Plaza de América de once a doce de la noche. La prensa del día animaba a asistir a todos los que no hubieran tenido la oportunidad de oírla.

A los conciertos de la banda de orquestación estadounidense se sumaría el que, entre las diez y media y la una de la noche, ofreció la Banda Obrera de Sevilla en el Parque de Atracciones de la Exposición. Este se repetiría cada día.

En el Teatro de la Exposición

Aquella noche hubo dos sesiones en el Teatro de la Exposición. En la primera, la Compañía de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza, puso en escena la comedia “La Lola” de Pedro Muños Seca. A las once menos cuarto, la Compañía de Eulogio Velasco interpretó de nuevo la zarzuela "Las maravillosas", escrita en 1928 por Antonio Paso y Tomás Borras, con música del valenciano Juan Vert Carbonell y su habitual colaborador Reveroano Soutullo. Esta zarzuela se había puesto en escena los días 30 y 31 de mayo y 2 y 3 de junio y el 17 de junio volvería a estarlo.

Noticias de la prensa local sobre la jornada

  • Conciertos de la banda militar de los Estados Unidos. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 4 de junio de 1929, p. 2.

  • El director de la Exposición de Sevilla, señor Cruz Conde, no se encuentra fatigado del cargo. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 4 de junio de 1929, p. 4.

  • Real Aero Club de Andalucía. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 4 de junio de 1929. p. 2.

  • Para enaltecer la memoria de don Aníbal. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 5 de junio de 1929. p. 1.

  • El homenaje a don Aníbal González. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 5 de junio de 1929, p. 1.

  • Parque de Atracciones. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. de junio de 1929. p. 2.

  • Teatros. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 4 de junio de 1929, p. 4.


Cómo citar esta entrada

4 de junio de 1929. De la implicación y la declaración a la solicitud. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/4-de-junio-de-1929. Sujeto a Licencia Creative Commons.






124 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo