• CIEIA2020

3 de mayo




3 de mayo de 1930

La Familia Real finaliza su estancia en Sevilla




El sábado 3 de mayo, por la noche, la Familia Real dejaba la ciudad, concluyendo así su última visita que en esta ocasión había durado diecinueve días. Durante esta, el monarca, que apenas asistió a actos oficiales, dedicó la mayor parte del tiempo a asistir a distintas tiradas en el Club de Tiro Pichón, y a realizar visitas de carácter particular.


Aquel día, ningún miembro de la casa estuvo en el recinto, donde los protagonistas fueron los asistentes al III Congreso Internacional de Geografía e Historia Hispanoamericana y a la Reunión Anual de la Real Sociedad Española de Física y Química.


La mañana en el recinto

A las once de la mañana, en el Salón de Actos del edificio central de la Plaza de España, se reanudaron las sesiones de las diferentes secciones del III Congreso Internacional de Geografía e Historia Hispano Americana. En la de Geografía, participaron, entre otros, el ingeniero geógrafo Fernando Gil Montaner quien expuso su trabajo sobre El astrolabio de prisma en los trabajos geodésico astronómicos del Instituto Geográfico, y Guillermo Banz Huelín que lo hizo sobre los estudios gravimétricos en España. Levantada la sesión, estás no se reanudarían hasta el lunes 5.


El otro acto en el recinto fue el almuerzo de clausura en el Hotel Alfonso XIII, de la reunión de la Real Sociedad Española de Física y Química. Aquel día se habían presentado ponencias por secciones, una nueva sesión del pleno y la ponencia de clausura titulada La enseñanza de la Química.


Ni los congresistas ni los asistentes a la reunión de la sociedad volvieron a pisar el recinto, pues todos los agasajos se desarrollaron en la ciudad, por implicación de aristócratas locales.


De una parte, a las seis de la tarde, en su Palacio de las Dueñas el duque de Alba, presidente del Congreso, agasajó a los asistentes al III Congreso Internacional de Geografía e Historia Hispano Americana con un té con buñuelos y un bufet, que estuvo animado por el cuadro flamenco del maestro Pericet acompañado por un cuarteto de bandurrias y guitarras. Las buñoleras estaban instaladas en un rincón del jardín; el espectáculo flamenco se desarrolló en uno de los salones, adornado de ricos tapices, y el bufet, que estuvo muy concurrido, en otro de los salones. La fiesta terminó ya avanzada la noche. Después de la comida y de visitar la Catedral, el Archivo de Indias y el Alcázar, los congresistas fueron invitados por la Junta de Obras del puerto a recorrer el Guadalquivir en barco, siendo obsequiados con un aperitivo.


Por su parte, los condes de las Torres de Sánchez Dalp, al conocer los deseos de algunos organizadores de la Reunión Anual de Física y Química, en su palacio de la Plaza del Duque de la Victoria, ofrecieron un té a los asistentes.


Las actividades de la Familia Real


Aquella mañana, Alfonso XIII tenía programados dos actos oficiales. El primero, al que asistió, fue el de la colocación de la última piedra de las obras de desagüe del canal de riegos del Valle Inferior del Guadalquivir, que había dado comienzo nueve años antes.


El rey haciendo funcionar una de las esclusas del Canal de Riegos del Guadalquivir, cuyas obras visitó (fot. pub. en Mundo Gráfico, 14 de mayo de 1930, pp. 22 y 23).








Alfonso XIII pronunciando un discurso elogiando la labor de la Junta de Obras de los Riegos del Guadalquivir con motivo de su visita a las obras de la esclusa (fot. de Dubois hijo, pub. en Mundo Gráfico, 14 de mayo de 1930, pp. 22 y 23).



Sobre la marcha, el monarca prefirió no ir al segundo, la entrega de recompensas a los cultivadores del algodón, que debía tener lugar bajo su presidencia, en la Factoría Algodonera de Tabladilla, delegando su representación en el momento en el director general de Agricultura, el marqués de Ruchena. El rey optó por irse al chalet del Tiro Pichón, donde almorzó y tomó parte en algunas tiradas. Permaneció en el club hasta el inicio de las carreras de caballo, que bajo el título Reunión de Primavera, se celebraban en el cercano Hipódromo de Tablada, a las que también fueron los infantes.



Las infantas doña Cristina y doña Beatriz estuvieron por la mañana en la bendición y entrega de un pabellón para tuberculosos, donado por la Fundación Recur, en el Sanatorio del Tomillar. El acto debía haber sido presidido por la reina, pero esta aún se encontraba indispuesta. Por la tarde, con don Jaime acompañaron al rey a las carreras de caballo.


Las infantas en su visita al Sanatorio del Tomillar (Fot. Serrano, pub. en El Noticiero Sevillano, 4 de mayo de 1930, p. 8).



A las nueve y cuarenta de la noche, los reyes y los infantes tomaron un tren especial a Madrid. La reina, que seguía indispuesta, fue a la Estación de Plaza de Armas en automóvil cerrado, entrando directamente en el vagón del tren. El resto de la familia fue despedida por los infantes don Carlos y doña Luisa con sus hijos, el infante don Carlos de Borbón y de Borbón, los condes de Zamoiski, el cardenal Ilundain, el capitán general, el marqués de Cavalcanti; el gobernador militar, Fernández Barreto, el alcalde, conde de Halcón; el gobernador civil, conde de San Luis; el presidente de la Diputación, Sarasúa; el ministro de Estado, el duque de Alba; el comisario regio, Carlos Cañal, y otras muchas autoridades locales. Al arrancar el tren, la banda tocó la Marcha real y se produjeron una gran ovación y aclamaciones a los reyes.


En el Teatro de la Exposición

En el Teatro de la Exposición, a las diez y cuarto de la noche, la Compañía de Irene López Heredia puso en escena La escuela de princesas, una comedia de Jacinto Benavente.



Noticias de la prensa local sobre la jornada
  • La jornada regia. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 4 de mayo de 1930, p. 8.

  • La última piedra en la obra del desagüe del canal de riego del valle inferior del Guadalquivir. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 4 de mayo de 1930, p. 8.

  • Bendición y entrega de un pabellón para tuberculosos, donado por la Fundación Recur. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 4 de mayo de 1930, p. 8.

  • Anoche marcharon a Madrid los Reyes y sus augustos hijos. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 4 de mayo de 1930, p. 1.

  • Regreso de la familia real. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 4 de mayo de 1930, p. 1.

  • III Congreso Internacional de Geografía e Historia Hispano Americana. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 4 de mayo de 1930, p. 2.

  • La Real Sociedad Española de Física y Química. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 4 de mayo de 1930, p. 2.

  • Primera reunión anual de Física y Química. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 4 de mayo de 1930, p. 6.

  • Programa de la Exposición del día. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 3 de mayo de 1930, p. 3.


Cómo citar esta entrada

3 de mayo de 1930. La Familia Real finaliza su estancia en Sevilla. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/3-de-mayo-de-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.



67 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo