• CIEIA2020

29 de mayo




29 de mayo de 1929

PREOCUPA El ESTADO DE SALUD DE ANíBAL GONZÁLEZ



El miércoles 29 de mayo era la quinta jornada la Semana Nacional de los Estados Unidos en la Exposición Iberoamericana. Aunque no hubo grandes novedades pero sí interesantes personajes que se implicaron en los actos culturales del día, la atención de los sevillanos estaba puesta en el preocupante estado de salud del insigne arquitecto Aníbal González quien, según el nada esperanzador parte de su médico de cabecera, el doctor Blázquez Boros, continuaba “en el mismo estado de suma gravedad”. Cientos de personas, de todas las clases sociales, acudían a casa de don Aníbal para tener noticias de su estado, “haciendo votos” por su mejoría. Paralelamente, la mente de los organizadores de la Exposición estaba puesta en cómo contrarrestar las críticas que recibían sobre la escasa afluencia de público al recinto de la muestra, ciertamente no tan concurrido como los espectáculos concretos. Para ello, y según la prensa a fin de paliar los efectos de una campaña contra la Exposición, aquel día el Comité difundió que durante las dos primeras semanas se había alcanzado la previsión de visitantes al haberse vendido doscientas mil entradas.

Actos de la Semana Nacional de los Estados Unidos

El quinto día de la semana nacional mantuvo el habitual esquema, si bien se produjeron algunas novedades en el concierto matinal de la banda militar en la Plaza de América e interesantes actuaciones en la fiesta nocturna en el Edificio Consular.

Presencia de la música colombiana en la semana estadounidense


La jornada se inició de nuevo con la actuación matutina de la banda militar norteamericana en la Plaza de América, bajo la dirección del capitán William J. Stannard. El programa de aquel día estuvo condicionado por la presencia en Sevilla de una auténtica autoridad musical colombiana, el compositor, flautista y pianista bogotano Emilio Murillo Chapull, que vino a la capital con el afamado compositor vallecaucano Jerónimo Velasco, en representación de los músicos del país. Precisamente la velada de la noche anterior en el Teatro de la Exposición, había incluido un concierto de música colombiana con piezas de Velasco.

De ahí que en el programa, que también incluía música argentina, boliviana, brasileña y chilena, la colombiana contara con un especial protagonismo, por lo que tras los temas chilenos la banda tocó el himno nacional colombiano, al que siguieron varias obras del país en este caso dirigidas por el propio Murillo.

En realidad su intervención en aquel concierto tenía tintes institucionales; no por casualidad lo presidió el comisario general de los Estados Unidos en la Exposición, Thomas Campbell, acompañado por su homónimo colombiano, Roberto Pinto Valderrama. La buena relación de Murillo Chapull con el gobierno de Miguel Abadía Méndez (como con los de otros presidentes) se debía no solo a la calidad de su música sino también a su consideración como el "apóstol de la música nacional”. De hecho, Murillo imbuía a su música (hecha a base de células tornadas de los cantos rústicos del pueblo) un mensaje nacionalista con el deseo de convertirla en un auténtico símbolo patrio y producto de exportación; el discurso nacionalista que él encarnaba había vencido al academicista de tradición europea defendido por otro prestigioso músico, Guillermo Uribe Holguín, con quien durante la década anterior había monopolizado una calurosa discusión en prensa.

Esta buena relación había facilitado la implicación de Murillo en la Exposición Iberoamericana. Gracias a él, la música tuvo un especial papel en el programa de actos organizados por la legación colombiana, y no solo durante la Semana Nacional de Colombia, que aún estaba por llegar. Además, acometió una campaña de difusión de la música colombiana a través de la prensa sevillana, enviando corresponsalías de forma cotidiana al diario El Liberal de Sevilla, en las que hablaba de la gran aceptación de que su música, que él consideraba auténticamente colombiana, tenía en España.

Esa destacada implicación de la música colombiana en el programa de actos de la Semana Nacional de los Estados Unidos tenía un trasfondo político e institucional, apoyado además en la buena acogida de esta por parte delnorteamericano y en la relación del propio Murillo con los Estados Unidos donde había trabajado y grabado con la RCA Víctor y M. Whitmark and Sons y era muy conocido.


Murillo dirigiendo a la banda militar norteamericana, al son de su música nacional, en el concierto de la Plaza de América (Fotografía de Dubois publicada en El Correo de Andalucía, de Sevilla. 29 de mayo de 1929, p. 1).



El resto de la jornada

En las instalaciones americanas, los restantes eventos de la jornada fueron los habituales. De siete a nueve, la banda militar del ejército volvió a actuar en los jardines del pabellón.


En el Pabellón de Exhibiciones se repitieron las audiciones musicales de vitrola y de radio, que estuvieron muy concurridas; según la prensa, al público le resultaban “prodigiosas” las retransmisiones que por la noche se recibían por radio de música de Inglaterra, Holanda y Estados Unidos.


En el Cinematógrafo, a demanda del público, se volvió a proyectar la película “El gran desfile”, la del día anterior.


En la habitual fiesta de las nueve y media en el Edificio Consular, la novedad fue la actuación del compositor sevillano José Meléndez de la Fuente quien tocó al piano una selección de su obra sinfónica «Rapsodia Andaluza» y sobre todo la actuación conjunta de la cantante Estrellita Castro y la bailaora Carmen Vargas de la que la prensa destacó “una zambra de difícil ejecución, tanto el cante como en el baile”.



En el Pabellón de Argentina

En el pabellón argentino se proyectó una película sobre la actualidad de la nación. En ella se mostraban imágenes de Buenos Aires, su vida cotidiana, calles y paseos, incidiendo según la prensa en “la agitación de sus dos millones y pico de habitantes”, así como en el desarrollo económico de las provincias, especialmente de las zonas agrícolas y ganaderas de Santa Fe, Córdoba y La Pampa.


El teatro en la Exposición

Esa noche, en el Teatro de la Exposición, debutó la Compañía de revistas Velasco, que estrenó la zarzuela "Las maravillosas", de Antonio Paso y Tomás Borras, con música de Juan Vert.


Noticias de la prensa local sobre la jornada

  • Otros programas en los pabellones de los Estados Unidos. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 29 de mayo de 1929, p. 3.

  • La Semana de los Estados Unidos. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 31 de mayo de 1929, p. 2.

  • En el pabellón argentino se proyecta una admirable película. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 29 de mayo de 1929, p. 3.

  • Los visitantes de la Exposición. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 29 de mayo de 1929, p. 3.

  • Una nota sobre el número de visitantes a la Exposición. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 29 de mayo de 1929, p. 1.

  • Espectáculos para el miércoles. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 29 de mayo de 1929, p. 5.

  • La enfermedad de don Aníbal. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 29 de mayo de 1929, p. 8.

Cómo citar esta entrada

29 de mayo de 1929. Preocupa el estado de salud de Aníbal González. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/29-de-mayo-de-1929-y-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.





29 de mayo de 1930

SOLEMNE HOMENAJE A LOS DESCUBRIDORES Y COLONIZADORES DE AMÉRICA



El jueves 29 de mayo, festividad de la Ascensión, era un luminoso día primaveral. A las nueve de la mañana, en la Plaza de los Conquistadores se celebró un solemne homenaje a los descubridores y colonizadores de América en el que estuvieron presentes las representaciones de todas las Armas y Cuerpos del Ejército y de la Armada en traje de gran gala, las autoridades civiles y militares, los alcaldes de las ciudades más destacadas en el descubrimiento (Trujillo, Campanario, Cádiz, Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda, Palos Moguer, Rota, Lebrija y Jerez de los Caballeros), todas las representaciones Iberoamericanas y Cuerpo Consular. Había mucho público en la plaza, gracias a que la Compañía de Tranvías había dispuesto servicios extraordinarios reforzados con autobuses de las líneas Exposición, Eritaña y Guadaira.


La Plaza de los Conquistadores del Sector Sur de la Exposición en el Homenaje a los descubridores y colonizadores de América (©ICAS-SAHP. Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).



El homenaje consistió en una misa de campaña, que fue oficiada por el vicario castrense y para la cual se instaló un altar portátil en la rotonda de acceso a la plaza que había entre los dos edificios de las Galerías Comerciales. Un destacamento de marineros de la carabela Santa María hacía guardia de honor del altar. Las unidades del Ejército y de la Armada estaban distribuidas por distintos sitos de la plaza. Tres oficiales del Ejército y uno de la Marina de Guerra, precedidos los pífanos del Real Cuerpo de Alabarderos, sacaron las espadas en procesión desde el Pabellón de Galicia, y las situaron delante del altar; a los lados de estas se colocaron las banderas y los estandartes del Ejército, a los que se rindió honores.


Una vez terminada la misa de campaña, en la Plaza de los Conquistadores se celebró un acto con solemnidad militar rindiendo homenaje a las espadas, las banderas y los estandartes. Las espadas se pusieron al pie de la escalinata de la plaza y, en línea con el borde superior de esta, las banderas. Los portadores de las espadas se colocaron entre la fuente monumental y el gran surtidor central de la plaza.



Oficiales de Artillería, Infantería, Caballería y Marina portando las espadas de los Reyes Católicos, Cortés y Pizarro frente al altar de la misa de campaña (©ICAS-SAHP. Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).



Inicio de la misa de campaña en el Homenaje a los descubridores y colonizadores de América (©ICAS-SAHP. Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).


Inicio de la misa de campaña en el Homenaje a los descubridores y colonizadores de América (©ICAS-SAHP. Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Sánchez del Pando).



A continuación, Manuel Blasco Garzón, Vocal de la Comisión Permanente del Comité de la Exposición y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, pronunció un discurso. Tras este, nuevamente les fueron rendidas honores a las espadas mientras se interpretaba la Marcha Real. A continuación, fueron trasportadas de nuevo al Pabellón de Galicia, mientras una batería de artillería, hizo la salva de veintiún cañonazos.


Manuel Blasco Garzón, Vocal de la Comisión Permanente, dando un discurso tras la misa de campaña del Homenaje a los descubridores y colonizadores de América en la Plaza de los Conquistadores. Ante él, un periodista sujeta un micrófono para la retransmisión por radio y otro toma notas. Los oficiales portan las banderas (©ICAS-SAHP. Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Sánchez del Pando).



Asistentes al homenaje a los descubridores y colonizadores de América en la Plaza de los Conquistadores, escuchando el discurso de Manuel Blasco Garzón, Vocal de la Comisión Permanente, tras la misa de campaña (©ICAS-SAHP. Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).



El acto concluyó con el desfile de las fuerzas terrestres compuestas por una Sección Ciclista, un Batallón de los Regimientos de Soria y Granada e Ingenieros, una Compañía de la Guardia Civil, Infantería, Aviación, Intendencia, Sanidad, Artillería y los Escuadrones a caballo del Regimiento Alfonso XII y de la Guardia Civil, y una escuadrilla de aviones de la Base Aérea de Tablada.


El Puerto de Santa María y Ávila en la Exposición

Aquel día se dictaron dos conferencias, una por la mañana centrada en la relación de El Puerto de Santa María con el Descubrimiento de América y otra por tarde dedicada a Ávila y su provincia. El reconocimiento de sus ponentes y las consecuencias derivadas de estas intervenciones fueron especialmente significativas.


La exaltación del papel de El Puerto de Santa María en el Descubrimiento de América


La primera conferencia del día, a las once y media de la mañana e inmediata al homenaje de la Plaza de los Conquistadores, tuvo lugar en el Pabellón de Cádiz, donde Eduardo Ruiz Golluri, alcalde del Puerto de Santa María, disertó sobre el papel que en el descubrimiento del Nuevo Mundo ejerció esta localidad gaditana. La conferencia debe entenderse en el marco de las muchas expectativas que en El Puerto de Santa María había levantado la participación de la localidad en la Exposición Iberoamericana. Esta, como otras localidades gaditanas, colaboró con la Diputación Provincial en el coste del pabellón regional.

Esta intervención fue el punto de partida de la creación, en 1930 y a instancias y bajo la dirección del propio Eduardo Ruiz Golluri, del Instituto Colombino del Puerto de Santa María, una institución pública muy vinculada a los organismos oficiales (en especial al Ayuntamiento y el Gobierno Civil) cuya finalidad era promover la investigación y la divulgación de los hitos históricos del descubrimiento de América en su vinculación con El Puerto de Santa María y otras localidades de su entorno (Rota, Sanlúcar de Barrameda, Jerez de la Frontera y Cádiz). La última sesión del instituto se celebró el 30 de marzo de 1931, fecha en que desapareció en el marco de las convulsa situación político-social del país.


Ávila y América. Un interesante documental


Por la tarde en el Salón de Actos de la Plaza de España, José María Sánchez Bermejo, archivero bibliotecario provincial y municipal de Ávila, dictó la primera de las conferencias del ciclo "Charlas Avilesas", en esta ocasión titulada "Ávila y América". En 1929, ante las inminentes Exposiciones de Barcelona y Sevilla, comisionado por el Ayuntamiento de Ávila Sánchez Bermejo había hecho "un viaje de propaganda abulense por tierras de América" en el cual su misión consistía en impartir conferencias sobre la Historia y el Arte de Ávila en las ciudades más importantes de América. Estos viajes le aportaron prestigio y reconocimientos, como el nombramiento por parte de Alfonso XIII del título de Comendador de la Real Orden de Isabel de la Católica.

La conferencia fue seguida de la proyección del documental "Ávila y América", fechado en 1928 y estrenado en Ávila el 21 de junio de 1929. El documental, dirigido por el propio Sánchez Bermejo, fue realizado en soporte de nitrato de celulosa y formato de 35 mm, por el insigne operador madrileño Agustín de Macasoli quien en 1928 había formado con el salmantino Leopoldo Alonso la sociedad "Información Cinematográfica Española" para realizar documentales sobre diversas provincias españolas. El documental "Ávila y América", de gran valor histórico, tenía tres lobinas correspondientes a otras tantas partes: "Ávila histórica", "Avila monumental" y "Ávila panorámica", en el que se recorrían las principales localidades de la provincia: Guisando, Cande leda, Barco de Ávila, Piedrahita. Este documento ha sido recientemente recuperado y restaurado por la Filmoteca de Castilla y León en colaboración con la Caja de Ahorros de Ávila.

Noticias de la prensa local sobre la jornada
  • El homenaje a los descubridores, celebrado con gran esplendor y solemnidad esta mañana en la Exposición, constituyo una fiesta brillantísima. En El Noticiero Sevillano. 30 de mayo de 1930, p. 4.

  • Exposición Ibero Americana. En ABC de Madrid. 30 de mayo de 1930, p. 1.

  • El homenaje a los descubridores. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 30 de mayo de 1930, p. 1.

  • Una conferencia en el pabellón de Cádiz. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 30 de mayo de 1930, p. 1.

  • Conferencia del señor Ruiz Golluri en el pabellón de la provincia de Cádiz. En El Noticiero Sevillano. 30 de mayo de 1930, p. 1.

  • "Ávila y América" en la Exposición Ibero-Americana. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 27 de mayo de 1930, p. 5.

  • Conferencia del padre Sánchez Bermejo sobre "Ávila y América". En El Noticiero Sevillano. 30 de mayo de 1930, p. 1.


Cómo citar esta entrada

29 de mayo de 1930. Solemne homenaje a los descubridores y colonizadores de América. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/29-de-mayo-de-1929-y-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.





ContactO

II Congreso Internacional sobre la Exposición Iberoamericana

 

E.T.S. Ingeniería de Edificación, Universidad de Sevilla

Avda. Reina Mercedes 4A, 3 planta

(Desp. Historia de la Construcción)

41012 Sevilla

​​

Tel: 0034-954-557-824

Móvil: 620-191-669

Ç

https://www.cieia.com/

  • CIEIA 2020