• CIEIA2020

25 de mayo




25 de mayo de 1929

Se INAUGURA LA SEMANA NACIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS



El acto que marcó la jornada del sábado 25 de mayo fue la inauguración de la Semana Nacional de los Estados Unidos, la primera de las semanas nacionales que se celebrarían en la Exposición. El papel tan determinante de los Estados Unidos en el certamen condicionó que aquel día el Comité de la muestra no convocara ningún acto relevante e incluso que la legación argentina minimizara la celebración del Día Nacional del país que podía quedar eclipsada por los eventos de la semana estadounidense. Los actos que, no obstante, hubo -que como venía siendo habitual eran vespertinos- no estaban organizados por el Comité y en cualquier caso no implicaban la concurrencia de representantes oficiales.

Mientras tanto, en el día día quedaban patentes los problemas de accesibilidad a algunas áreas del recinto exposicional, que dificultaban la concurrencia de visitantes, como sucedía en las instalaciones de la avenida de la Raza más allá del Parque de Atracciones. La prensa de la jornada recoge la buena acogida de la propuesta que un grupo de expositores, delegados y propietarios de empresas y entidades del Sector Sur había planteado al ingeniero Jefe de la Dirección de Obras y Proyectos, Eduardo Carvajal, relativa a la instalación del ferrocarril en miniatura en la avenida de la Raza a fin de facilitar el acceso a todas las instalaciones comerciales e industriales allí enclavadas. Entre los solicitantes se encontraban Armando Soto (expositor), Leopoldo López (delegado del Pabellón Vasco), José de Santos (delegado del Pabellón Navarro), José Vilaseca (propietario del Pasaje de Oriente) Ramón López Rubio (representante de las Galerías Industriales), Antonio Justo (delegado de Panamá) y Luis Gaspar Valenzuela (delegado de Cataluña y Baleares).


La reposición de "El Santo Rey Don Fernando"

El primero de los actos de aquel día, fue organizado por el Cabildo catedralicio a propuesta del Cardenal Ilundain. A las cinco en el Teatro de la Exposición, se repuso el auto sacramental de Pedro Calderón de la Barca “El Santo Rey Don Fernando”, que el Cabildo había puesto en escena en el mismo teatro días antes (el lunes 20 de mayo) durante el Congreso Mariano Hispanoamericano.


La representación fue a beneficio de los pobres de la ciudad, para lo cual se establecieron cuotas de colaboración entre cinco y treinta pesetas la localidad. Al día siguiente, es decir, el domingo 26 de mayo, a las once y media de la mañana, en el Teatro Cervantes habría una tercera representación en este caso para los pobres de Sevilla y con entrada gratuita .


Quedaba claro que la representación de autos sacramentales era compatible con la celebración de la Exposición, fórmula que se repitió un año después, el 19 de mayo de 1930 cuando como colofón de los actos de la Asamblea Eucarística Regional se puso en escena otro autor sacramental de Calderón de la Barca.


En los pabellones internacionales

A las seis de la tarde, el Pabellón de Brasil, que el día 10 de mayo había sido oficialmente inaugurado por Alfonso XIII, fue abierto al público. Por las escasas imágenes que del día ser conservan este parecía sentirse más atraído por la taza de taza de café brasileño, endulzado con azúcar también del país, que gratuitamente se le ofrecía en el sótano del pabellón.



Asistentes al Pabellón de Brasil en el punto de degustación gratuita de café el día de su inauguración al público (fot. Viajes por España. Octubre de 1929, p. 23).



Punto de degustación gratuita de café brasileño en el sótano del Pabellón de Brasil (fot. Viajes por España. Octubre de 1929, p. 23).


Vestíbulo del Pabellón de Brasil el día de su apertura al público (fit. de La vie D´Italie e dell´America. Febrero de 1930, p. 173).



A la misma hora, en el cinematógrafo del Pabellón de Argentina se proyectaban unas películas sobre paisajes y costumbres argentinos, coincidiendo con la efemérides del Día de la Patria, que conmemoraba el nacimiento el 25 de mayo de 1810 del primer gobierno criollo del Cabildo de Buenos Aires. Aprovechando la estancia en Sevilla del médico argentino Manuel Castillo, de paso en la ciudad por su viaje al Congreso Médico Internacional de Praga, a sugerencia del delegado del gobierno de Córdoba en la Exposición, el afamado doctor Pedro Galatoire, la legación argentina optó por anticipar a las proyecciones una breve disertación del doctor Castillo sobre la “Acción curativa de las Termas de Cacheuta” seguida por otra del propio Galatoire sobre “Geografía Médica”.

Al margen de la oficialidad, los miembros de la compañía de Camila Quiroga y las orquestas de Alberto Canaro y Francisco Castillo, no dejaron pasar la ocasión de celebrar la efeméride con un almuerzo criollo, tras el que algunos de los concurrentes ejecutaron estilos criollos a la guitarra.

Los eventos de Semana de Estados Unidos

A las siete de la tarde, se inauguraba la Semana de los Estados Unidos. El acto, que se celebró en el pabellón nacional del país, estuvo presidido por Ogden H. Hammond, el embajador en España España, contando con la asistencia de Thomas E. Campbell, comisario general de los Estados Unidos en la Exposición y la de los comisionados extraordinarios. Hammond y Campbell asistieron acompañados de sus esposas. En representación de la Casa Real Española, asistió don Carlos de Borbón, infante de España.



El Infante don Carlos, acompañado por Hammond, Campbell y sus esposas acompañados y por José Cruz Conde en el patio del Edificio Consular el 25 de mayo (Fot. de Sánchez del Pando, Archivo Familia Sánchez Apellániz).


Tras el acto, los asistentes tomaron un te en el patio del pabellón, amenizando la velada la banda del Ejército de los Estados Unidos, que interpretó un selecto programa que incluía entre otros temas, pasodobles y piezas de música clásica (óperas y valses). Esta banda de orquestación, que estaba considera como una de las mejores organizadas de América, se formó por iniciativa del general Pershing en 1922, haciéndose cargo al año siguient como director William T. Stannard, quien vino a Sevilla, acompañado del segundo director de la banda, el señor Thomas F. Darcy,


A las nueve de la noche, los asistentes se trasladaron a una gala especial en el cinematógrafo donde visionaron la película “El Cadete de West Point”, una gran producción de la Metro Goldwyn Mayer, dirigida por Edward Sedgwick en 1927.


A las once de la noche en el Casino de la Exposición se celebró un baile que el Comisario Regio en nombre del Comité de la Exposición ofreció a la representación norteamericana. La Comisión Permanente notificó que, por cortesía a los invitados de esta, y a fin de que pudieran asistir a los actos de la Semana Nacional de los Estados Unidos, les entregaría un pase de libre acceso al recinto de la Exposición.

Noticias de la prensa local sobre la jornada

  • Los expositores del sector Sur, hacen un ruego al director de la Exposición. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 28 de mayo de 1929, p. 8.

  • Auto Sacramental. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 25 de mayo de 1929, p. 2.

  • Concierto en la plaza de San Fernando. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 25 de mayo de 1929, p. 1.

  • Inauguración del Pabellón del Brasil. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 26 de mayo de 1929, p. 1.

  • Ayer quedo abierto el hermoso pabellón del Brasil. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 26 de mayo de 1929, p. 1.

  • En el pabellón Argentino. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 25 de mayo de 1929, p. 1.

  • La fiesta de ayer en el pabellón Argentino. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 26 de mayo de 1929, p. 3.

  • Concierto por la banda del Ejército de los Estados Unidos. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 25 de mayo de 1929, p. 1.

  • Música de vitrola en el pabellón de exhibiciones. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 25 de mayo de 1929. p. 1.

  • En el teatro de los Estados Unidos. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 25 de mayo de 1929, p. 1.

Cómo citar esta entrada

25 de mayo de 1929. Se inaugura la Semana Nacional de los Estados Unidos. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/25-de-mayo-de-1929-y-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.





25 de mayo de 1930

VERBENA, ILUMINACIONES EXTRAORDINARIAS Y FUEGOS ARTIFICIALES



El 25 de mayo, a las once de la mañana, en el Pabellón de Castilla la Vieja y León se celebró la tradicional misa en memoria de los iniciadores y creadores de la Exposición ya fallecidos.

Aunque parecía un domingo más, una esquela de El Noticiero Sevillano que informaba de la venta de los muebles y enseres de los Pabellones Regional e Industrial Valencianos, recordaba que faltaba menos de un mes para la clausura del certamen, y que los responsables de los pabellones y las legaciones americanas estaban ocupados en los preparativos de desalojo de sus instalaciones y en la venta de los muebles, enseres y productos. Las entregas de reconocimientos también anunciaban la proximidad del fin del certamen; aquella mañana el cónsul de Bolivia en Sevilla acudiría al domicilio de Nicolás Díaz Molero, ex alcalde de Sevilla, para hacerle entrega de la Gran Cruz del Cóndor de los Andes, que, como al entonces Director de la Exposición José Cruz Conde, el gobierno boliviano le había concedido con motivo de la inauguración del certamen.


Aquel día, en el Teatro de la Exposición se celebraron dos funciones, una a las siete de la tarde con “La educación de nuestros padres” y a las diez y media de la noches con “La cura”, tragedia humorística de Pedro Muñoz Seca.

De nuevo la noche era la protagonista de la Exposición. Continuaban las Fiestas en Honor de los Descubridores y Colonizadores de América que, organizadas por el Comité del certamen, se habían iniciado la noche anterior con la Retreta Alegórica. A las diez de la noche, se comenzaba en la Plaza de España una verbena popular organizada por el Comité, como segundo evento de las fiestas. La cercanía en el tiempo respecto a la que el propio Comité había organizado apenas una semana antes, el 19 de mayo, en la Plaza de América es una buena muestra el carácter festivo que tomaba esta fase final de la Exposición.


La Plaza de España, que estaba repleta de público; unos de pie; otros sentados bien en los banco, las escaleras y también en las sillas que se alquilaban a 0'50 céntimos. La plaza ofrecía un aspecto espléndido. Todo era luz; la iluminación había sido reforzada especialmente para la verbena y la iluminación artística funcionaba a pleno rendimiento. En distintos puntos de la plaza, había puestos de refrescos y bebidas y de buñuelos en los extremos, junto a la ría. En cualquier caso, lo más atractivo fue el espectáculo de fuegos artificiales, que corrió a cargo de la Casa Espinós, de Reus. En las galerías superiores de las loggias de la plaza se organizaron tres series pirotécnicas. La prensa incidía en lo artístico de estos efectos, y en cómo gracias a la sabia combinación de los motivos decorativos se crearon “momentos realmente fantásticos” que fueron muy aplaudidos.

Las bandas de música de los Regimiento de Soria y Granada, y la Municipal que se situaron, respectivamente, en los extremos y en el centro de la Plaza, amenizaron la velada con composiciones bailables y con los temas musicales de los siglos XVI y XVII que habían sido preparados para la retreta, en los que también tomaron parte las bandas de trompetas y pífanos de Alabarderos y Miqueletes de Guipúzcoa, y las chirimías, que según la prensa fueron muy aplaudidos. Para animar al baile, también se instalaron en distintos sitios pianos de manubrio en los que sonaban castizos chotis y pasodobles.

Noticias de la prensa local sobre la jornada
  • Las grandes fiestas de la Exposición. En El Noticiero Sevillano. 27 de mayo de 1930, p. 8.

  • El Gobierno de Bolivia condecora a los señores Días Molero y Cruz Conde. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 25 de mayo de 1930, p. 2.

  • Pabellones de Valencia (publicidad). En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 25 de mayo de 1930, p. 5.

  • Programa de la Exposición del día. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 25 de mayo de 1930, p. 6.


Cómo citar esta entrada

25 de mayo de 1930. Verbena, iluminaciones extraodinarias y fuegos artificiales. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/25-de-mayo-de-1929-y-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.





99 vistas
ContactO

II Congreso Internacional sobre la Exposición Iberoamericana

 

E.T.S. Ingeniería de Edificación, Universidad de Sevilla

Avda. Reina Mercedes 4A, 3 planta

(Desp. Historia de la Construcción)

41012 Sevilla

​​

Tel: 0034-954-557-824

Móvil: 620-191-669

Ç

https://www.cieia.com/

  • CIEIA 2020