• CIEIA2020

2 de marzo




2 de marzo de 1930

Se inician las fiestas de carnaval




El domingo 2 de marzo, como de costumbre, en el Pabellón de Castilla La Vieja y León se celebró la misa en memoria de los iniciadores de la Exposición ya fallecidos. Esta fue oficiada por el palentino reverendo padre dominico Fray Secundino Martín, que por segunda vez lo hacía. Entre los numerosos asistentes se encontraban los hijos de Luis Rodríguez Caso y representantes de las familias de Luca de Tena, Colombí, Urbina y Aníbal González.


Era el día de la Quincuagésima, es decir, el domingo anterior al miércoles de ceniza, que marca el inicio de la Cuaresma, correspondiendo a cincuenta días antes de la Pascua de Resurrección. Aquel día se iniciaron los festejos del Carnaval que se desarrollaron, además del domingo 2, el lunes 3, el martes 4 y el domingo 9 (“domingo de piñata”). En esta ocasión, el Comité de la Exposición, contando con el Ayuntamiento y las entidades sociales de la ciudad, se ocupó de la organización de los festejos.


Por la tarde, el paseo

Aquella tarde se celebró el paseo de coches, carrozas y automóviles adornados. Para promover la participación en el cortejo y también la asistencia de público, se convocó un concurso dotado con tres premios en metálico, de 1.500,1.000 y 500 pesetas, respectivamente.


A fin de darle prestancia, y previendo una mayor concurrencia, el recorrido del paseo, que en esta ocasión se realizó dentro del recinto, fue ciertamente extenso, respecto a los de otras ediciones; empezaba en la avenida de Venezuela (actual Reina Mercedes), seguía por el trozo de la avenida Reina Victoria (actual de la Palmera), y desemboca en el Sector Sur de la Exposición, envolviéndolo completamente hasta salir otra vez por el acceso de la avenida Reina Victoria.


Según la prensa, en general, el paseo, al que concurrió una gran cantidad de público, estuvo muy animado. Hubo muchísimos coches de caballo y algunos automóviles, con pierrots vestidos de colores. Entre ellos, llamaron especialmente la atención la Cuadriga romana, Mamá cómprame un negro, El castillo de Guzmán el Malo y Un auto al revés, que era un automóvil con la carrocería al revés, que causó gracioso efecto.



Carrozas primera (Cuadriga romana) y segunda (El castillo de Guzmán el Malo). (fot. en El Noticiero Sevillano, de Sevilla, 4 de marzo de 1930, p. 8).



Al decir de la crítica, las carrozas no llegaron a ser artísticas, ni siquiera originales a pesar del incentivo de los premios en metálico. En cualquier caso, por ser tan largo el paseo y por no haber tanta participación como se esperaba, los coches iban demasiado separados, haciendo casi imposible entablar las populares batallas de confetis y serpentinas. En la avenida de la Infanta Luisa, hubo un pequeño incidente al colisionar un automóvil y un coche de caballos, sin más consecuencia que la aparatosa caída del cochero y el encabritamiento del caballo, causando la natural alarma en los ocupantes de ambos vehículos.



Por la noche, bailes de máscaras

Por la noche, se celebraron bailes de máscaras en diferentes salones del recinto: en el Casino de la Exposición, el Hotel Alfonso XIII, el Centro Mercantil, los dos Casinos Militares, el Teatro Llorens, Cinema Porvenir, La Alicantina, el Frontón Betis, Barrera, el Kursaal, Variedades, etc. Los más destacados fueron el del Hotel Alfonso XIII, que ocupó el patio y los salones laterales y en el que hubo un animado y prolongado baile, y sobre todo el del Casino de la Exposición, al que asistió lo más selecto de la sociedad sevillana, abonando los caballeros una entrada de 10 ptas.; las crónicas cuentan que los hombres iban de esmoquin (la indumentaria exigida); que entre las elegantes damas, había muchas extranjeras; que en la gran pista central los asistentes bailaron incansablemente, a los sones de dos orquestas que no cesaron de tocar; que se sirvió un abundante bufet, y que a las damas se le regalaban lindos mantoncillos de papel, gorros de colores, globos y demás objetos propios de “esta clase de fiestas selectas”.


Según los datos que proporcionó el comisario regio a los periodistas, ese día por distintos conceptos se recaudaron unas veintinueve mil pesetas en el recinto, al que accedieron entre cincuenta y sesenta mil personas.


En el Teatro en la Exposición

En el Teatro de las Exposición, hubo dos funciones de la Compañía dramática de Francisco Morano, que a las seis y cuarto interpretó La fierecilla domada, y a las diez y cuarto de la noche El Ladrón.


Noticias de la prensa local sobre la jornada

  • El Carnaval en la Exposición. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 4 de marzo de 1930, p. 8.

  • La fiesta de Carnaval en toda España. En ABC, de Sevilla. 4 de marzo de 1930. p.?¿

  • Manifestaciones del comisario regio, señor Cañal. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 4 de marzo de 1930, p. 1.

  • La misa en el pabellón de Castilla la Vieja y León. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 5 de marzo de 1930, p. 5.

  • Espectáculos. Teatro Exposición. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 2 de marzo de 1930, p. 2.


Cómo citar esta entrada

2 de marzo de 1930. Se inician las fiestas de Carnaval. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/2-de-marzo-de-1930. Sujeto a Licencia Creative Commons.



122 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo