• CIEIA2020

1 de noviembre




1 de noviembre de 1929

En el día de LA CABALGATA HISTÓRICA DE LA RAZA




El vienes 1 de noviembre resultó un día intenso. El evento principal de la jornada fue la Cabalgata Histórica de La Raza que discurrió por el recinto de la Exposición, según la prensa con más de 100.000 personas, superando incluso el número de asistentes a la inauguración del certamen.

Los actos matutinos

La mañana estuvo protagonizada por la familia real, cuyos miembros, por haberse convocado eventos simultáneos, acudieron a estos por separado; por un lado, el rey y, por otro, la reina y sus hijos.


Acompañado por el ministro de Fomento, el conde de Guadalhorce, el ingeniero sevillano Rafael Benjumea y Burín, a primera hora de la mañana, Alfonso XIII inauguró en los salones del Edificio Central de la Plaza de España las instalaciones de las Confederaciones Hidrográficas del Ebro, Duero y Segura. El monarca hizo una visita muy detenida y quiso enterarse de todo a la vista de las maquetas y planos expuestos; especialmente se detuvo en la maqueta del pantano del Chorro (Álora, Málaga), hoy conocido como el embalse del Conde de Guadalhorce por haber acometido este, en 1917, la ampliación del proyecto original, redactado en 1914 por el ingeniero Manuel Giménez Lombardo.


Desde la Plaza de España, se trasladó al Pabellón Industrial Catalano-Balear, situado en la avenida de La Raza, donde estuvo viendo los diferentes stands de las industrias textiles. De ahí, se dirigió al contiguo Pabellón de Industrias Vascas, donde, acompañado del delegado del pabellón, Leopoldo López, pudo admirar las instalaciones de las diferentes industrias metalúrgicas de la región.



El rey Alfonso XIII en el pabellón de Industrias Vascas, acompañado del delegado Leopoldo López (©ICAS-SAHP, Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).

Pabellón de Industrias Vascas (fot. de Dubois. Archivo de la Familia Sánchez Apellániz).

Como último acto de la mañana, el rey, acompañado por el ministro de Fomento y otras autoridades, se dirigió a San Juan de Aznalfarache para asistir a la inauguración de las obras de la dársena. Esas se encuadraban en el programa de reformas del Puerto de Sevilla, que preveía un nuevo cauce para el río, con la ejecución de una nueva exclusa en el Canal de Alfonso XIII.

A la vez, la reina y sus hijos visitaron por la mañana, estuvieron en el Sector Sur de la Exposición.



La reina y los infantes son recibidlos a su llegada a Sector Sur (fot. de Serrano. Archivo de la Familia Sánchez Apellániz).


La reina y los infantes recorriendo las calles del Sector Sur (fot. de Sánchez del Pando. Archivo de la Familia Sánchez Apellániz).


Comenzaron sus visitas por el Pabellón de Extremadura y después por el de Asturias donde fueron agasajados.


En el pabellón de Asturias. La reina Victoria Eugenia y sus hijos son agasajados en la balconada de madera de la fachada posterior. Al fondo, el pabellón de Córdoba (©ICAS-SAHP, Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).






En el pabellón de Asturias. La reina Victoria Eugenia, acompañada de sus hijos, en la balconada de madera de la fachada posterior


En el pabellón de Asturias. La reina Victoria Eugenia saliendo por la fachada posterior (©ICAS-SAHP, Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).


A continuación visitaron el Pabellón de Aragón.


En el pabellón de Aragón. La reina Victoria Eugenia y sus hijos entrando en el patio acompañados de las autoridades (©ICAS-SAHP, Fototeca Municipal de Sevilla, fondo Serrano).



El último pabellón en el que estuvieron fue el de la empresa chocolatera Matías López.

La tarde en el recinto

A las cinco de la tarde, el rey se trasladó a la Universidad, donde se interesó por las obras de arte situadas en la iglesia de la Anunciación, visitando el Paraninfo y diversas facultades e instalaciones, bibliotecas, laboratorios y el observatorio meteorológico. Durante su visita, comunicó su intención de requerir a los países americanos concurrentes a las Exposición que donaran sus piezas zoológicas al Gabinete de Historia Natural de la Exposición.


A las seis, la familia real se trasladó a la Plaza de España, para contemplar el desfile de la Cabalgata Histórica de la Raza Hispanoamericana que había comenzado a las cuatro de la tarde. Esta había sido organizada por Pedro Caravaca, miembro del Comité y alma de la misma; el canónigo señor Antonio Mañez Jerez, que prestó sus conocimientos históricos-artísticos, y el secretario general del certamen, el Francisco Sánchez Apellániz, que trabajó en la organización de la marcha y en la regulación del tráfico.


A las seis y media, en el Teatro de la Exposición, la Compañía Lírica de Luis Calvo representaba la zarzuela “La picara molinera”, dejando otras piezas para la sesión de noche.


El recorrido y la organización de la Cabalgata Histórica de La Raza


Esta se organizó en la amplia avenida que conducía desde el Pabellón de Maquinaria hasta el Estadio en el Sector Sur; arrancando por la avenida de Venezuela, frente al Pabellón de Maquinaria, transcurría por la avenida de la Raza, la avenida de Moliní, el Paseo de las Delicias, la Plaza de América, rodeándola completamente, el Paseo de las Delicias (de nuevo) hasta la avenida de Rodríguez Caso, la Plaza de España, cuyo interior recorrería por entero, hasta situarse ante la tribuna real que se instaló ante el edificio central, saliendo de nuevo de la Plaza de España, para disolverse a las espaldas de ésta.


La cabalgata constaba de cinco carrozas alegóricas y precediéndolas, más de quinientos figurantes, que representaban personajes y tipos históricos significativos.




En la primera, bajo el lema El Ideal, figuraban los dos hemisferios, que iban al fondo de esta carroza, el Mundo Antiguo y el Nuevo Mundo, separados estos por el mar Atlántico. En ellos las costas occidentales de España y las orientales de América estaban especialmente marcadas. Sobre las dos columnas de Hércules, aparecía el lema “Plus Ultra”. La alegoría de España, que señalaba el lema, se apoyaba en el león de Castilla y ostentaba su escudo; la de Aragón, representada por la la señorita Emma Rosetti, marchaba a la consecución de aquel ideal. Los figurantes que seguían a la carroza se relacionaban con el descubrimiento de América.


Primera carroza, El Ideal, de la Cabalgata Histórica (fot. Serrano, pub. en Mundo Gráfico, 6 de noviembre de 1929, p. 28).





Cabalgata Histórica de la Raza en el recinto de la Exposición Iberoamericana. Los Reyes Católicos a caballo (©ICAS-SAHP, Fototeca Municipal de Sevilla, Fondo Sánchez del Pando).


La segunda, El Descubrimiento, representaba la carabela Santa María, en la que Colón realizó su primer viaje. En su proa, su dueño y piloto, Juan de la Cosa, miraba adelante portando en su izquierda un rollo de papel y en el centro, Colón meditabundo, unas veces miraba al cielo y otras consultaba planos.


En la carabela aparecían Vicente Yáñez Pinzón y Pedro Alonso Niño, capitán y piloto respectivamente de la Niña; Martín Alonso Pinzón y Francisco Martín Pinzón, capitán y piloto de la Pinta y, detrás, Rodrigo de Triana, el vigía de la Pinta. Segunda carroza, El Descubrimiento, de la Cabalgata Histórica (fot. Serrano, pub. en Mundo Gráfico, 6 de noviembre de 1929, p. 28).


La tercera carroza, Los pacificadores y pobladores,, llevaba este nombre con el que Felipe II llamó a los que después los historiadores denominaron “conquistadores”. En el centro, contaba con un hermoso pedestal con cuatro caras, que terminaba en un mundo sobre el que se sentaba una alegoría de España, portando en la mano un sol con la frase “En mis dominios no se pone el sol”.


En la cuarta carroza, Colonización, aparecía un gran libro representando “Las leyes de Indias”, e alusión a la acción colonizadora de España, en la que religiosos enseñan el catecismo a los indígenas, mientras recibían conocimientos de la obra civilizadora de España. En las cartelas de la carroza se indicaban iglesias, escuelas, universidades, hospitales, Consejos de Indias, virreinatos, y municipios.


En la quinta carroza, Madre, sobre un magnífico trono aparecía la alegoría de España, representada como madre de veinte naciones; una niñas dispuestas en una hornacinas perimetrales, vestidas con los colores de su bandera y bajo el escudo de su nación. La carroza, algo transformada, desfiló después en una cabalgata en Barcelona.

Quinta carroza, Madre, de la Cabalgata Histórica (fot. Serrano, pub. en Mundo Gráfico, 6 de noviembre de 1929, p. 28).



Carroza La Madre desfilando en una cabalgata en Barcelona.



Tras cada carroza iba una banda de música. En el cortejo se integraron representaciones folklóricas de los países americanos mediante cuadros típicos de las republicas americanas de Méjico, Cuba, Chile, Perú y Argentina. La alegoría de la España actual estaba representada por una señorita ataviada de mantilla, montada a caballo, escoltada a caballo por Aurelio Sánchez Mejías y Joselito El Algabeño, ambos vestidos de corto, y por un centenar de caballistas con muchachas a la grupa que cerraban el desfile.

Representación de Méjico en la Cabalgata Histórica (fot. de Mundo Gráfico, 6 de noviembre de 1929, p. 28).



La noche en el recinto

En el Teatro de la Exposición, a las diez de la noche, la Compañía Lírica de Luis Calvo puso en escena las zarzuelas “Bohemios” y “La Revoltosa”, con la intervención del barítono Marcos Redondo.


Noticias de la prensa local sobre la jornada

  • La jornada regia. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 2 de noviembre de 1929, p. 1.

  • La estancia de la familia real en Sevilla. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 2 de noviembre de 1929, pp. 1 y 6.

  • S.M. el Rey inauguró ayer las obras de reforma del Puerto de Sevilla. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 2 de noviembre de 1929, p. 6.

  • Inauguración de las obras de la dársena con la asistencia del Monarca y del ministro de Fomento. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 2 de noviembre de 1929, p.8.

  • La cabalgata histórica desfila con gran brillantez. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 2 de noviembre de 1929, p.1.

  • La cabalgata histórica Hispano Americana. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 2 de noviembre de 1929, p. 5.

  • Manifestaciones del señor cruz conde. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 2 de noviembre de 1929, p.1.

  • Un adiós. En El Correo de Andalucía, de Sevilla. 2 de noviembre de 1929, p. 1.

  • Espectáculos para hoy viernes. En El Noticiero Sevillano, de Sevilla. 1 de noviembre de 1929, p. 2.

Cómo citar esta entrada

1 de noviembre de 1929. En el día de la Cabalgata Histórica de La Raza. En El Diario de la Exposición, de Juan José Cabrero Nieves y Amparo Graciani, https://www.eldiariodelaexposicion.com/post/1-de-noviembre-de-1929. Sujeto a Licencia Creative Commons.



133 vistas
ContactO

II Congreso Internacional sobre la Exposición Iberoamericana

 

E.T.S. Ingeniería de Edificación, Universidad de Sevilla

Avda. Reina Mercedes 4A, 3 planta

(Desp. Historia de la Construcción)

41012 Sevilla

​​

Tel: 0034-954-557-824

Móvil: 620-191-669

Ç

https://www.cieia.com/

  • CIEIA 2020